16 de febrero de 2022 7:23 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 23 de febrero de 2022 1:11 pm

Obispo abre iglesias para acoger a damnificados de tempestad que dejó decenas de muertos

El Obispo de la Diócesis de Petrópolis, Río de Janeiro (Brasil), Mons. Gregorio Paixao, llamó a la población a solidarizarse con los cientos de damnificados que dejó la fuerte tormenta del martes y dijo que las iglesias donde ocurrió la tragedia están abiertas para acoger a estas personas.

El 15 de febrero, fuertes lluvias desencadenaron en una fuerte tormenta que azotó la ciudad de Petrópolis y dejó a su paso decenas de muertos, personas sin hogar y desaparecidos.

Las lluvias alcanzaron un volumen de 260 milímetros en sólo seis horas, una medida superior a la esperada para todo el mes de febrero. La tormenta provocó inundaciones y derrumbes en los cerros que a su paso destruyeron casas.

Según AP, hasta ahora se han registrado 58 muertos, cientos de personas sin hogar y, según el Departamento de Bomberos, aún no se sabe el número total de personas desaparecidas.

El Ayuntamiento de Petrópolis declaró en estado de calamidad pública a la ciudad. El gobernador de Río de Janeiro, Claudio Castro, dijo que encontró en el lugar una “situación de guerra”. Como medida de emergencia, las autoridades reforzaron los equipos hospitalarios para asistir a las víctimas. 

En un video publicado por la Diócesis de Petrópolis, Mons. Gregorio Paixao dijo que todas las iglesias están abiertas para recibir a los damnificados. 

“Este momento es de solidaridad y nosotros desde la Iglesia Católica, estamos profundamente unidos y solidarizados con todas las familias”, dijo.

El Prelado señaló que está ayudando a un grupo de damnificados en su casa e instó a la población a “acoger a los sin techo” y a unirse “para que no les falte el pan a los que perdieron sus hogares” durante la tormenta.

“Yo mismo ya tengo una familia aquí en mi casa. Les pido que acojan a sus familiares, a sus amigos e incluso a aquellos que están desesperados buscando un lugar para quedarse”, dijo y recordó que “las iglesias en las regiones donde ocurrió la tragedia están abiertas para recibir a todos”.

Mons. Paixao dijo que la Iglesia está apoyando al gobierno para atender la emergencia.

“Estamos unidos con el Gobierno de la ciudad de Petrópolis y el Gobierno del estado de Río de Janeiro. Todas las autoridades de esta ciudad estamos profundamente conmovidos”, señaló, y dijo que “junto con la solidaridad de todo el pueblo” se podrá “lo antes posible, resolver este problema”.

Según los medios locales, uno de los barrios más afectados por las lluvias fue Alto da Serra, donde cayó una barrera en la localidad de Morro da Oficina. 

La iglesia de Santo Antonio, ubicada en este barrio, está brindando acogida y ayuda de emergencia a la comunidad. 

La parroquia informó en sus redes sociales que alberga a más de 200 personas sin hogar y que necesita donaciones de frazadas, colchones, alimentos y productos de higiene personal. Según el comunicado, la cuenta de donación tiene la clave Pix 28805190/0007-29.

Por su parte, la Arquidiócesis de Río de Janeiro lanzó la campaña SOS Petrópolis, a través de la que se está reuniendo ayuda económica para asistir a las familias afectadas por las lluvias. 

La Arquidiócesis señaló que las donaciones pueden hacerse a través de la cuenta de emergencia de Cáritas arquidiocesana, en el Banco Bradesco, sucursal 0814-1, cuenta corriente 48500-4.

El Arzobispo de Río de Janeiro, Cardenal Orani Tempesta, alentó a la población en sus redes sociales a ayudar a los damnificados a través de apoyo material y de la oración.

“Hijos, pido que en este momento de extrema necesidad de nuestros hermanos y hermanas de la Diócesis de Petrópolis, nuestra caridad y oración puedan ayudarlos pronto”, escribió.

Traducido y adaptado por Cynthia Pérez. Publicado originalmente en ACI Digital.

Etiquetas: Brasil, Iglesia en Brasil, desastre natural, campaña de solidaridad, tormenta, fenómeno natural