26 de julio de 2022 8:05 pm

Nuevo cardenal que fue exorcista por 20 años enseña a vivir una fe libre del “nuevo paganismo”

Por Cynthia Pérez

Imagen referencial de carta del Tarot. Crédito: Ouassima Issrae / Unsplash.

El Papa Francisco creará en las próximas semanas como cardenal a Mons. Giorgio Marengo, un obispo que no solo destaca por ser el más joven en recibir este nombramiento, sino por tener más de 20 años de experiencia como exorcista.

El próximo 27 de agosto el Papa Francisco volverá a realizar un consistorio ordinario en el Vaticano, en el que creará a 21 nuevos cardenales, entre ellos Mons. Giorgio Marengo, Administrador Apostólico de Ulán Bator (Mongolia) y miembro de los Misioneros de la Consolata.

Mons. Marengo fue elegido a los 47 años, la misma edad que tenía San Juan Pablo II cuando se anunció su elección como cardenal. “Para mí, vivir con esta nueva vocación significa continuar un camino de pobreza, humildad y diálogo”, dijo tras el anuncio de su creación como cardenal.

El nuevo cardenal sirvió como exorcista por más de 20 años en Mongolia, donde hay casi 3 millones y medio de habitantes, de los que solo 1.500 son católicos y más de 10 mil practican el chamanismo.

El chamanismo es una antigua práctica pagana de origen indígena, en la que se cree que es posible entablar una comunicación con los espíritus de la naturaleza y de los muertos a través de la posesión ritual del chamán, que sirve de “médium”.

Esta práctica fue casi erradicada de Mongolia en el tiempo de la dictadura comunista, pero hoy está resurgiendo en los territorios mongoles de Rusia.

El chamanismo es popular en los círculos de la Nueva Era (New Age), porque ponen el acento en la armonía con las fuerzas de la naturaleza y en la sanación. Además, suelen romantizar las creencias o religiones indígenas por su cercanía a la tierra y la naturaleza.

Mons. Marengo luchó contra esta práctica y otras en Mongolia desde el inicio de su ministerio como sacerdote exorcista. El Prelado dijo que solía recordar a los sacerdotes misioneros que ayuden a los fieles que querían bautizarse en su lucha contra el demonio, que buscaba apartarlos de la gracia con los engaños del paganismo.

“Había que recordar a los sacerdotes que servían en estas tierras que se pusieran en sintonía con los primeros discípulos del Señor, que anunciaban el Evangelio, expulsaban demonios y curaban a los enfermos”, dijo en el sitio web CentralAsia, según recoge Asia News.

Consejos para vivir una fe libre del “nuevo paganismo”

Mons. Marengo participó como conferencista en el XVI Curso de Exorcismo y Oración de Liberación en el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum de Roma, realizado en abril.

Según Asia News, en el sitio web Central Asia se indicó que, en esa conferencia, el Prelado advirtió que en la actualidad existe un “nuevo paganismo” que se está expandiendo en todo el mundo por obra del demonio.

En ese sentido, advirtió que “nunca deja de ser actual y necesario condenar la superstición, porque en ella debilitamos la fe y acabamos convirtiéndonos en sus esclavos, para escapar de nuestros miedos e incertidumbres”.

En cambio, animó a imitar el ejemplo de Jesucristo, que “confió totalmente en Dios Padre” y recordó a los católicos que “la humildad del creyente consiste en colocar su confianza en Él, de manera incondicional”.

Además, Mons. Marengo ofreció algunos consejos para “vivir una fe madura y libre de ilusiones satánicas”.

El Prelado animó a hacer oración y adoración eucarística, y tener devoción a la Virgen María. “Todo cambia con la difusión de la adoración de la Eucaristía”, dijo al recordar su experiencia en Mongolia, y recomendó rezar con “textos litúrgicos que invocan la curación del cuerpo y del alma”.

Además, Mons. Marengo animó a asistir a catequesis sobre la acción del demonio. Precisó que es importante dar una “catequesis adecuada sobre las acciones del demonio y las posibilidades de combatirlo”, y dialogar sobre “cuestiones de demonología”.

Al respecto, subrayó que es importante que los sacerdotes y religiosos se formen en temas de salud espiritual y lucha contra el demonio.  

Finalmente, recomendó a los sacerdotes exorcistas a realizar exorcismos o la “celebración de la expulsión de las fuerzas impuras”, solo “cuando sea necesario” y  en respeto de lo que señala la Iglesia Católica.

Etiquetas: Superstición, Exorcismo, Exorcista, Demonio, diablo, Mongolia, brujería, paganismo, neopaganismo, Cardenal Giorgio Marengo, brujas, Mons. Giorgio Marengo