16 de agosto de 2022 4:58 am | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 16 de agosto de 2022 5:23 am

Muere teólogo español designado por el Papa Francisco para estudiar el diaconado femenino

Por Nicolás de Cárdenas

Santiago del Cura, teólogo español. Crédito: Archidiócesis de Burgos (España).

El P. Santiago del Cura, eminente teólogo español y miembro de la Comisión para el Estudio del Diaconado Femenino, dependiente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, ha fallecido en el día de la Asunción de la Virgen María a los 74 años de edad. 

La Archidiócesis de Burgos (España), a la que pertenecía, lo recuerda como “uno de los grandes referentes de la reflexión teológica española”. No en vano, pertenecía a la Comisión Teológica Internacional (1997-2009) y había ejercido su labor docente en la Facultad de Teología del Norte de España, de la que también fue su decano y presidente. 

El P. Cura se doctoró en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma y fue miembro de la Comisión Asesora de la Conferencia Episcopal Española (1987-2012) y socio ordinario de la Pontificia Academia de Teología desde 2007. 

Entre las materias que impartió, se encuentran las asignaturas de “Misterio de Dios (Dios Uno y Trino)”, Escatología y Sacramento del Orden. Su tesis doctoral versó sobre la disposición del Concilio IV de Letrán  que estableció que “nadie puede consagrar la Eucaristía sin ser sacerdote ordenado”.

En junio de 20202, cuando el P. Cura decidió dejar la docencia debido a sus problemas de salud, 62 autores le rindieron un homenaje académico a través de la miscelánea “Teología en el horizonte de su verdad siempre más grande”, un volumen de casi 1.500 páginas. 

Diaconisas en la Iglesia

La Comisión para el Estudio del Diaconado Femenino fue instaurada por primera vez por el Papa Francisco en agosto de 2016. En el mes de mayo de 2019, el Papa Francisco dio cuenta de los resultados de sus trabajos a la vuelta de su viaje apostólico a Rumanía. 

“Lo fundamental es que no hay certeza de que fuese una ordenación con la misma forma y la misma finalidad de la ordenación masculina. Algunos dicen que hay duda. Sigamos adelante a estudiar. No tengo miedo al estudio, pero hasta este momento no va”, dijo el Santo Padre.

“Eran todos distintos, todos sapos de distintos pozos. Todos pensaban diferente, pero han trabajado juntos y se han puesto de acuerdo hasta un cierto punto”, puntualizó el Santo Padre, que precisó que “cada uno de ellos tiene su propia visión que no concuerda con la de los otros. Y allí se detuvieron como comisión y cada uno está estudiando seguir adelante”.

Así, en 2020 se decidió nombrar una segunda comisión, con renovación total de sus miembros, a petición del Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Mons. Luis Francisco Ladaria.

Es a esta segunda comisión a la que se incorpora el P. Cura quien, en julio de 2020, expresaba su parecer como experto en el Sacramento del Orden y especialista en el diaconado sobre la cuestión. 

"Juan Pablo II en el documento ‘Ordinatio sacerdotalis’ afirmó que la Iglesia no tiene poder para modificar lo que se retiene como voluntad del Señor en lo relativo al acceso de las mujeres al sacerdocio ministerial. Pero nada dijo explícitamente sobre el diaconado, de ahí los debates actuales", explicaba el P. Cura al Diario de Burgos en julio de 2020, poco después de ser designado para la comisión de estudio. 

El P. Cura era partidario de un mayor protagonismo femenino en la Iglesia y de que “se lleve a cabo un reconocimiento público y eclesial de su presencia y de su contribución". 

Sin embargo, puntualizaba, “la cuestión es si este camino ha de pasar, necesariamente, por un diaconado femenino sacramental que sería parte integrante del Sacramento del Orden”. 

De hecho, parece que el papel que desempeñaban las diaconisas en los primeros siglos de la Iglesia, más presentes en las iglesias orientales que en la latina, no es equiparable al del diaconado actual. 

“Cualquier mujer desempeña y puede desempeñar hoy, sin necesidad de ordenación alguna, un espectro de tareas mucho más amplio que el de las diaconisas antiguas”, recordaba el P. Cura. 

En todo caso, subrayaba, no hay indicios "de que se vaya a abrir la puerta de las mujeres al sacerdocio, que el mismo papa Francisco ha afirmado en varias ocasiones que está cerrada”.