19 de marzo de 2021 7:46 pm

Mons. Munilla: San José es la prolongación de la paternidad de Dios en la tierra

El Obispo de San Sebastián (España), Mons. José Ignacio Munilla, señaló que San José es la sombra del Padre no solo porque ha vivido humildemente su labor como custodio de la Sagrada Familia, sino porque es la prolongación de la presencia paterna de Dios en la tierra.

Este 19 de marzo, Solemnidad de San José, Mons. Munilla, junto a ACI Prensa, brindó la charla “San José y el Padre Nuestro” para ayudar a los fieles a profundizar en esta oración desde la devoción al Patrono de la Iglesia Universal y padre adoptivo de Jesús.

Durante la charla, el Prelado señaló que “muchos devotos de San José suelen dirigir un Padre Nuestro” al santo y resaltó que esta oración también puede mostrar que el Patrono de la Iglesia Universal es padre de los fieles.

“Es padre en el sentido que es una sombra del padre celestial, ese término, San José la Sombra del Padre, quizás ha sido uno de los que más ha configurado, más ha caracterizado la reflexión del Papa Francisco en su carta apostólica Patris Corde sobre San José”, indicó.

El Papa Francisco publicó el 8 de diciembre, Solemnidad de la Inmaculada Concepción, la Carta Apostólica Patris corde, con motivo del 150 aniversario de la declaración de San José como Patrono de la Iglesia Universal.

En su reflexión, Mons. Munilla indicó que la expresión “la sombra del padre” puede referirse a lo oculto, a vivir “humildemente en un segundo plano, no pretender tener un protagonismo”, que se refleja en la falta de palabras de San José en los evangelios.

Sin embargo, señaló que otra manera de entender la imagen de la sombra que se asocia a San José es como la prolongación de la presencia de Dios en la tierra, al ser el padre adoptivo de Jesús.

“San José es una visibilización de la paternidad de Dios”, indicó.

Mons. Munilla resaltó que estas dos paternidades no confrontadas son un misterio, pues se integran plenamente, al ser una “sacramentalidad de la otra” y subrayó que José se entregó en “alma, corazón y vida” a la misión de ser el custodio de la Sagrada Familia.

“El ángel le dice: José no tengas reparo en tomar a María como esposa, porque ciertamente la criatura en su vientre es obra del Espíritu Santo, pero tú no estás obrando, tú le pondrás por nombre Jesús, y tú serás custodio de esta familia. Es decir, Dios te quiere como para prolongar la sombra del padre, quiere que seas esposo y padre adoptivo de ese niño”, agregó.

El Prelado recordó las palabras de Jesús “no os dejéis llamar padre” y señaló que este pedido es un llamado a “tomar conciencia de que toda paternidad en esta vida, en esta tierra, es una sombra de la paternidad del Padre”.

“No te apropies de ninguna paternidad, no te apropies de ella, tu paternidad es como una visualización de la paternidad de Dios, cuando tú cuidas a tu hijo, es Dios padre el que está cuidándole a través de ti, cuando tu sacerdote predicas una palabra es Dios padre quien está ejerciendo su paternidad a esas almas que tu pastoreas”, indicó.

Asimismo, señaló que San José es posiblemente el “único santo al que se le puede dirigir también la oración que Jesús nos enseñó para dirigirnos a Dios Padre”, de manera analógica.

Mons. Munilla señaló que en esta oración podemos llamar padre a San José, porque, así como “Jesús quiso compartir su madre con todos nosotros”, también comparte a José como padre de la Iglesia.

“José, tú eres padre nuestro, fuiste padre adoptivo de Jesús, y en él, en esa adopción de Jesús nos incluiste también a todos aquellos que por tu hijo adoptivo Jesús hemos sido hechos hijos adoptivos del Padre”, resaltó.

El Prelado agregó que “Dios le ha dado el don a José de ser la dispensa de la providencia” y resaltó que aquel que fue encargado de dar a Jesús el pan de cada día, podrá ser mediador ante Dios para “alcanzarnos las necesidades más directas”.

Como señala Santa Teresa de Jesús, “durante 40 años, cada año en la fiesta de San José le he pedido alguna gracia o favor especial, y no me ha fallado ni una sola vez. Yo les digo a los que me escuchan que hagan el ensayo de rezar con fe a este gran santo, y verán que grandes frutos van a conseguir”.

Finalmente, Mons. Munilla pidió orar por todos los que se preparan para la vida consagrada, especialmente en este día de San José, patrono de la Iglesia Universal y patrono de los seminaristas.

Etiquetas: Mons. José Ignacio Munilla, San José, Padre Nuestro, Mons. Munilla, Año de San José, Patris corde