18 de noviembre de 2022 7:30 pm

La izquierda ha ensuciado la política pero los católicos no deben rehuirla, advierte analista

Por Ana Paula Morales

Fernán Altuve en el CPAC México, este 18 de noviembre. Crédito: Ana Paula Morales / ACI Prensa.

Fernán Altuve, jurista y analista peruano, lamentó que la política ha sido “ensuciada por los izquierdistas”, pero aseguró que es necesario que los católicos se involucren.

En diálogo con ACI Prensa este 18 de noviembre, al participar en la primera Conferencia Política de Acción Conservadora (CPAC) en Ciudad de México, Altuve señaló que “los católicos consideran que la política hoy en día, bajo los cánones de la izquierda, es sucia, cosa que es cierto. Y le tienen preocupación, ansiedad, disgusto, a involucrarse en ese tipo de política”.

“Pero las consecuencias de no involucrarse son infinitamente más negativas que involucrarse en la política, ensuciada por los izquierdistas”, advirtió. 

El analista político precisó también que no se puede ser católico en lo “personal” y actuar de forma diferente en la esfera pública.

“Uno es católico esencial en todos los aspectos de su vida”, dijo. “El hacer distinciones sobre un catolicismo personal y un catolicismo público es, en cierta forma, la abdicación del sentido público y apostólico de la fe católica”.

“Un avance estatista contra la vida”

Fernán Altuve dijo también que actualmente “existe un avance estatista contra la vida” a nivel continental, que se enfrenta a “un espíritu y una resistencia ciudadana en defensa de la vida”.

“Por lo tanto, la presión del Estado no se puede considerar como un triunfo, sino simple y llanamente como un esfuerzo de poderes globales para destruir la vida”, dijo.

“Cuando no tengan financiamiento, se demostrará que ellos no son más que un presupuesto contra los nonatos”, añadió.

¿Cómo el catolicismo puede ayudar a resolver la crisis en Perú?

El analista político peruano se refirió luego a la crisis política y social que enfrenta el Perú, donde el actual presidente, el izquierdista Pedro Castillo, enfrenta seis investigaciones y una denuncia constitucional por acusaciones de corrupción y presuntamente encabezar una organización criminal.

Altuve dijo que “una respuesta católica para el Perú es una respuesta de revalorizar los principios y los valores de la sociedad peruana”.

“El problema del Perú es un problema de gran corrupción por falta de valores, y porque lamentablemente no todos los días se ha recordado lo que el catolicismo significa en la vida de los peruanos”, expresó.

Etiquetas: Política y Católicos, Católicos, Política, Comunismo, izquierda