23 de mayo de 2022 12:52 pm

La Iglesia exige acelerar investigaciones sobre asesinato de sacerdote en México

Por David Ramos

La Iglesia Católica exigió a las autoridades civiles que se “acelere las investigaciones hasta llegar a la verdad” sobre el asesinato del P. José Guadalupe Rivas Saldaña, cerca de la frontera de México con Estados Unidos.

En un comunicado difundido el 22 de mayo, el Arzobispo de Tijuana (México), Mons. Francisco Moreno Barrón, pidió que “a la brevedad posible, concluya el reconocimiento oficial del cuerpo del padre José Guadalupe, que se ha dificultado por las condiciones en que se le encontró”.

“Y esperamos también que la Fiscalía acelere las investigaciones hasta llegar a la verdad de los hechos ocurridos: móvil del crimen, personas, circunstancias, etc.”, expresó.

El P. José Guadalupe Rivas Saldaña, párroco de la Parroquia de San Judas Tadeo y director de la Casa del Migrante de Nuestra Señora de Guadalupe en Tecate, en el estado mexicano de Baja California, fue asesinado por desconocidos.

Su cuerpo, junto a otro hombre que no ha sido identificado, fue encontrado la tarde del 17 de mayo en los alrededores de Tecate, con múltiples golpes.

El sacerdote fue visto con vida por última vez el domingo 15 de mayo.

Aunque el alcalde de Tecate, Dario Benítez, dijo que la muerte del sacerdote se debió a “una especie de explosión”, la Fiscalía General del Estado de Baja California confirmó que el caso es investigado como un homicidio.

En su comunicado del 22 de mayo, Mons. Moreno Barrón recordó que “tan pronto se encontró el cuerpo sin vida del padre José Guadalupe Rivas Saldaña, incardinado a esta Arquidiócesis de Tijuana, publicamos la noticia a través de nuestras redes sociales en facebook.com/IglesiaTJ y del portal diocesano: www.iglesiatijuana.org”.

Además, señaló que “tan pronto las autoridades competentes nos entreguen sus restos mortales, aunque la investigación deba continuar, informaremos a la comunidad diocesana y social sobre sus honras fúnebres”.

El Prelado dijo también que “aunque ha habido avances en la investigación, las autoridades se han reservado dicha información, para no poner en riesgo la misma, de modo que nada interfiera su seguimiento y conclusión”.

El Arzobispo de Tijuana pidió “a la comunidad diocesana y social a evitar elucubraciones e interpretaciones gratuitas, que en nada ayudan al esclarecimiento de los hechos”.

“Ante este doloso acontecimiento unidos a los obispos de México, manifestamos nuestra indignación por la creciente ola de violencia que sacude a nuestra patria y al Estado de Baja California, demandamos a las autoridades municipales, estatales y federales un compromiso firme en la construcción de la paz, que es el don más preciado de un pueblo”, expresó.

“Mientras tanto, reconocemos que la vida es un don de Dios y que nadie puede disponer arbitrariamente de su propia vida, ni de la de los demás, porque todos salimos de las manos de Dios, tenemos una gran dignidad y merecemos respeto”.

“Solo Dios puede disponer de la vida humana y nosotros somos administradores de lo que Él nos ha confiado”, manifestó.

Al finalizar su mensaje, el Prelado pidió rezar “por el eterno descanso del padre José Guadalupe, de quien perdió la vida con él en este suceso y de tantas personas que han sido víctimas de la delincuencia”.

“Oremos también por el arrepentimiento sincero y conversión de los que cometieron este crimen”, exhortó.

“Que el ambiente complejo y difícil que enfrentamos hoy en la sociedad, marcado por la violencia, nunca nos lleve al desaliento, sino que nos rete a avivar nuestra esperanza en un mañana mejor, siendo todos mensajeros e instrumentos de paz y reconciliación en nuestra vida cotidiana, inspirados en las palabras de Jesús: ‘La paz les dejo, mi paz les doy’”, concluyó.

Se estima que los primeros tres años y medio del actual gobierno de Andrés Manuel López Obrador son el periodo más violento del que se tenga registro en la historia de México, con más de 120 mil homicidios.

De acuerdo a cifras oficiales, en México se han registrado 10.159 asesinatos desde el 1 de enero hasta el 23 de mayo de 2022.

Solo en Baja California, entre enero y abril, se registraron 728 homicidios dolosos.

Etiquetas: México, violencia, Obispos de México, Iglesia en México, sacerdotes asesinados, Asesinato de sacerdotes, Asesinato