La Columnata de Bernini en el Vaticano estrena un ambulatorio para personas sin hogar

Por Miguel Pérez Pichel

Interior del nuevo ambulatorio. Foto: Vatican Media

VATICANO, 22 Dic. 18 / 07:12 am (ACI Prensa).- La famosa Columnata de Bernini, que abraza toda la Plaza de San Pedro del Vaticano, acoge a partir de este sábado 22 de diciembre un ambulatorio médico-sanitario para personas sin hogar de la ciudad de Roma.

Según informó la Limosnería Apostólica por medio de un comunicado de prensa, el nuevo ambulatorio, que sustituirá al de San Martino, en funcionamiento desde febrero de 2016, tendrá el nombre de “Ambulatorio Madre de la Misericordia” y es el regalo del Papa Francisco para esta Navidad de 2018 a los pobres de la capital italiana.

La Columnata de Bernini se confirma, de esta manera, como un punto de referencia de asistencia y ayuda a los pobres de Roma, donde ya cuentan con vestuarios y duchas a su disposición, así como puntos de reparto de comida y otras asistencias.

Durante las semanas pasadas, se han impulsado los últimos trabajos para habilitar las nuevas instalaciones asistenciales, en las antiguas oficinas del Servicio de Correos del Vaticano (Poste Vaticane), proyectadas, guiadas y realizadas por el Estado de la Ciudad del Vaticano, en coordinación con la Dirección de Servicios de Higiene y Sanidad del Vaticano.

El ambulatorio cuenta con tres estancias para las visitas médicas, un despacho para la dirección, dos baños y una sala de acogida. Las instalaciones estarán abiertas tres días a la semana, lunes, jueves y sábado.

Asimismo, el centro sanitario cuenta con un servicio de urgencias para peregrinos durante las Audiencias Generales del miércoles y otros eventos que congreguen a un importante número de personas en la Plaza y en la Basílica de San Pedro.

El servicio del nuevo ambulatorio continuará gestionado por médicos voluntarios y personal sanitario de la Santa Sede y de la Universidad de Roma-Tor Vergata, así como de la Asociación Medicina Solidaria y de la Asociación Italiana de Podología.

Etiquetas: solidaridad, Vaticano, Navidad, personas sin techo