7 de abril de 2022 9:15 pm

La Biblia en la voz de Fray Nelson: Lecturas para los 365 días del año

Por Walter Sánchez Silva

Fray Nelson Medina. Crédito: Captura Youtube

El sacerdote dominico fray Nelson Medina, conocido por su apostolado en redes sociales, ofrece en Youtube el proyecto “365 días para la Biblia”, que pone a disposición de los católicos las lecturas de las Sagradas Escrituras para cada uno de los días del año.

En diálogo con ACI Prensa, el también doctor en Teología Fundamental explicó que a lo largo de su vida ha tenido la oportunidad de leer varias veces la Biblia completa. En una de esas ocasiones pensó que sería una buena idea compartirla con otros.

“Para mí no supone un esfuerzo adicional demasiado grande leerla en voz alta, me va hacer bien a mí y va a hacer bien, seguramente, a otras personas”, indicó el sacerdote colombiano.

Sobre el orden de las lecturas, fray Nelson Medina precisó que no es un esquema suyo, sino de un grupo de católicos norteamericanos al que le hizo “muy pequeñas modificaciones”.

El sacerdote dijo que cada día se propone un texto del Antiguo Testamento, un salmo a modo de oración y un pasaje del Nuevo Testamento que no siempre corresponde a los evangelios; pero parecido al esquema de la Misa diaria en el que hay “primera lectura, salmo y Evangelio”.

El presbítero resaltó que de esta manera se escucha constantemente “el Antiguo y el Nuevo Testamento, lo que invita al corazón a descubrir una y otra vez el avance de la providencia divina y la luz creciente que caracteriza a la Sagrada Escritura”.

Fray Nelson también dijo a ACI Prensa que hay cinco bienes o puntos esenciales en la lectura de la Biblia:

1.- La Biblia ayuda a cumplir la voluntad de Dios

“Dice San Jerónimo que ‘si desconocemos las Escrituras, desconocemos a Cristo’, pero yo me he convencido de que desconocer las Escrituras es todavía más peligroso, porque cuando desconocemos cómo se nos ha revelado Dios, empezamos a imaginar a Dios según nuestra conveniencia, empezamos a crear un Cristo según nuestra conveniencia”, explicó el sacerdote.

Por eso, “el primer gran bien que hace la cercanía continua con la Palabra de Dios es que le pone un límite y la vez le da un cauce sano a nuestra imaginación, para que no se nos ocurra ‘crear a Dios’, sino que recordemos siempre que somos obra suya”.

De ese modo, será siempre “su voluntad y su Reino el que se cumpla en nosotros, y no lo contrario, que pretendamos poner a Dios al servicio de nuestros deseos o voluntades”.

2.- La Biblia da un sentido de pertenencia y de familia

Fray Nelson resaltó que “pertenecemos a una gran familia que cobija millones y millones de personas que, como nosotros, han sufrido, han buscado, han caído, se han levantado, y en medio de todo ese recorrido la voz de Dios los ha formado, los ha consolado, les ha enseñado”.

“Saber que somos familia significa aprender a ser hermanos en Cristo, a ser hermanos verdaderos hijos del mismo Dios”, subrayó. Entonces “ese elemento de familia es fundamental”, aseguró el sacerdote.

3.- La Biblia siempre cuestiona

“El tercer gran bien que yo he encontrado en esas lecturas es la interpelación. Podríamos decir la continua exhortación que tienen las Escrituras, que nos están cuestionando muchas veces, corrigiendo y sacando de nuestra mediocridad; porque todos tenemos la tendencia a estacionarnos, a detenernos, a conformarnos con poco”.

El presbítero colombiano indicó que “hay versículos que lo dicen de una manera explícita. En Levítico Dios dice ‘seréis santos porque yo soy santo’. En el Evangelio según San Mateo Jesús dice ‘sed perfectos como es perfecto vuestro Padre celestial’”.

Sin embargo, “en muchos otros sitios y de muchas otras maneras la Biblia se convierte en un saludable acicate, en un despertador perpetuo que nos levanta de la tibieza, de la mediocridad, de la pereza y de la dejadez”.

4.- La Biblia es escuela de auténtica humanidad

Fray Nelson recordó que los Papas recientes alientan a leer la Biblia, algo que debería bastar para hacerlo, porque “la lectura de la Biblia es una escuela de auténtica humanidad”.

“Observemos, como decía el Papa Juan Pablo II, que el mundo sin Dios se deshumaniza. Incluso podríamos decir: el hombre sin Dios se deshumaniza; y pretender un humanismo al que se le arranca la fe en Dios, la creencia en Dios, no es otra cosa sino quitarle al ser humano lo que tiene de más profundo, trascendente, auténtico, bondadoso, verdadero y bello”.

Entonces, continuó el sacerdote colombiano, “la Sagrada Escritura nos hace profundamente humanos al modo como Dios, en Cristo, nos devuelve a su casa, a su plan y a su regazo”.

“La verdadera humanización es el camino que marcó Cristo, y esa humanización es la que aparece en la Escritura”, resaltó.

5.- La Biblia es irremplazable

El presbítero dijo que si bien hay muchos libros espirituales muy buenos, “la Sagrada Escritura es irremplazable en la presentación íntegra del misterio de nuestra vida, con todas sus oscuridades, sus arideces, sus desiertos y sus grietas, y a la vez presenta toda la capacidad de Dios para sanar y levantar todo lo que somos”.

“Esa presentación tan absolutamente integral de la miseria del hombre y la misericordia redentora de Dios no tiene comparación entre lo que podemos hallar en la Sagrada Escritura y lo que podríamos encontrar en cualquier otro texto”, concluyó.

Para acceder a las lecturas de la Biblia para cada día del año, puede acceder a https://fraynelson.com/blog/biblia365/ o a https://www.youtube.com/c/fraynelson/playlists?view=50&sort=dd&shelf_id=9

Etiquetas: Biblia, La Biblia, Fray Nelson, biblia católica