1 de marzo de 2022 8:35 pm

Juicio sobre finanzas del Vaticano seguirá con interrogatorio al Cardenal Becciu

Cardenal Angelo Becciu. Crédito: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

El tribunal del Vaticano rechazó las mociones de la defensa de los acusados de varios delitos financieros, y ha ordenado que el proceso prosiga, comenzando con el interrogatorio al Cardenal Angelo Becciu.

En la audiencia realizada este martes 1 de marzo, el presidente del tribunal, Giuseppe Pignatone, leyó un documento de 40 páginas que responde a varias objeciones que los abogados defensores presentaron desde que el proceso se inició el año pasado.

El panel de tres jueces rechazó las solicitudes para descartar evidencia y cargos –algo que algunos de los abogados dijeron que apelarían– y establecieron que la siguiente audiencia será el 17 de marzo.

El 17 de marzo será el primer día de interrogatorios y el Cardenal Becciu será el primero en responder a las preguntas sobre los fondos del Vaticano y de la Conferencia Episcopal Italiana. Al Purpurado se le acusa de haberlos entregado ilícitamente a la Diócesis de Ozieri, ubicada en la isla italiana de Cerdeña donde fue ordenado sacerdote.

En septiembre de 2020, el Cardenal Becciu renunció al cargo de prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y a sus derechos como miembro del Colegio de Cardenales.

El Purpurado de 73 años de edad ha sido acusado de malversación de fondos, abuso del cargo y soborno en perjuicio del Vaticano, cargos que él sistemáticamente ha negado.

En declaraciones a los medios italianos luego de la audiencia de hoy, el Cardenal dijo: “Finalmente, la hora de decir la verdad ha llegado. Bien”.

“La audiencia empieza… Hemos esperado siete meses y ahora puedo hablar y estoy contento”, aseguró.

Los abogados del Cardenal Becciu indicaron hoy en una declaración que “estamos listos para demostrar, de modo irrefutable, la plena inocencia del Cardenal en todas las acusaciones”.

De los 10 acusados, el Purpurado ha sido el único que se ha presentado regularmente en las audiencias. Solo estuvo ausente en una de las nueve realizadas hasta ahora.

Mons. Mauro Carlino, exsecretario personal del Cardenal, también ha asistido a algunas de las audiencias.

La decisión de este martes puso fin a la fase preliminar del histórico juicio en el Vaticano contra funcionarios vaticanos y sus colaboradores, en relación con la compra de la Secretaría de Estado de un inmueble en Londres, por 350 millones de euros, unos 396 millones de dólares.

En una audiencia del 28 de febrero, el principal fiscal del Vaticano, Alessandro Diddi, estimó que la pérdida total para el Vaticano respecto al inmueble ubicado en la 60 Sloane Avenue asciende a 217 millones de euros, unos 241 millones de dólares.

Un mes antes, el prefecto de la Secretaría de Economía del Vaticano dijo que la polémica compra del edificio de Londres se realizó por encima de su valor.

El P. Juan Antonio Guerrero Alves dijo a Vatican News que “el contrato de venta ha sido firmado, hemos recibido el 10% del depósito y este concluirá en junio de 2022”.

Durante la audiencia del 28 de febrero, los abogados defensores manifestaron sus objeciones a lo que consideran fallos de los fiscales para presentar algunos archivos de evidencias para su inspección.

El presidente del tribunal, Giuseppe Pignatone, respondió a las protestas el 1 de marzo precisando que el problema sobre la evidencia se resolvió en noviembre de 2021 y que no tiene la “potestad de ordenar a los fiscales” que presenten documentación adicional.

Un abogado de la acusada Cecilia Marogna, quien se presenta como consultora de seguridad, dijo el 1 de marzo que su cliente ha solicitado a la OTAN, a la Secretaría de Estado del Vaticano y a Italia que se le libere de la obligación del secreto y que teme por su seguridad.

Marogna ha sido acusada de malversación por supuestamente haber recibido cientos de miles de euros de la Secretaría de Estado, en conexión con Becciu, y habría gastado ese dinero que era para caridad, en artículos y vacaciones de lujo, algo que ella niega.

Según Marogna, Becciu también le pagó para crear dossiers con información incriminadora sobre personal del Vaticano. Becciu insiste en que no estuvo involucrado en ningún delito.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

Etiquetas: Vaticano, corrupción, Londres, juicio, Cardenal Becciu, finanzas, Finanzas Vaticanas, malversación