2 de febrero de 2022 11:56 am

Joven que sacrificó su vida para evitar atentado en iglesia, inicia su camino a los altares

Por Blanca Ruiz

Akash Bashir. Crédito: Ayuda a la Iglesia Necesita (ACN)

El Vaticano autorizó el inicio del proceso de canonización del joven Akash Bashir, que murió al interponerse en el camino de un terrorista suicida que quería atentar contra los fieles reunidos en la iglesia de San Juan, en Youhanabad (Pakistán). 

La Agencia de Noticias Salesiana (ANS) informó que el 24 de enero se conoció la autorización de la Santa Sede, concedida el 9 de noviembre de 2021, para la apertura de la causa del martirio de Akash Bashir (1994-2015).

El pakistaní Akash Bashir murió mártir el 15 de marzo de 2015 para evitar que un terrorista causara una masacre dentro de la iglesia de San Juan, en el barrio cristiano de Youhanabad, en Lahore. 

Akash Bashir tenía 20 años, había estudiado en el Instituto Técnico Don Bosco de Lahore y se había convertido en voluntario de seguridad, por lo que supervisaba la entrada de la iglesia. Pocos minutos después de enterarse que una iglesia anglicana cercana había sido atacada, Akash vio a un hombre sospechoso. 

Al intentar bloquear al sospechoso, el hombre le amenazó con detonar la bomba que llevaba consigo. Sin embargo, el joven no se dejó intimidar, porque quería evitar a toda costa que entrara en la iglesia y cometiera un atentado. 

El atacante detonó las bombas, matando a Akash y a otras dos personas. Según precisan desde ANS, “con su sacrificio, el joven salesiano salvó la vida de más de cien personas”. 

“Para los cristianos de Youhanabad, para la Iglesia de Dios en Pakistán y para toda la Familia Salesiana, Akash, con su gran fe, es precisamente eso: un faro, un ejemplo a seguir. Muchos acuden a su tumba para orar y pedir intercesión”, subrayaron desde ANS.

Además, destacaron que “su valiente acto sigue inspirando a los católicos pakistaníes hoy en su camino diario y los motiva a no desanimarse ante los muchos desafíos y persecuciones que aún deben enfrentar. El brillante ejemplo de Akash Bashir, exalumno salesiano, sigue difundiéndose por el mundo. Encarnó la palabra de Jesús: ‘Nadie tiene un amor más grande que esto: dar la vida por sus amigos’”.

Etiquetas: Canonización, Pakistán, joven mártir, Iglesia en Pakistán, Akash Bashir