11 de agosto de 2015 3:10 am

India: Turba hindú lanza piedras a estatua de Don Bosco y la arroja al río

Hace unos días un grupo de fanáticos hindúes destrozó con piedras una estatua de Don Bosco y la arrojó al río Bharalu, en la ciudad de Bharalumukh, cerca de Guwahati, ubicada en el estado de Assam en el noreste de la India.

La estatua había sido colocada el jueves 6 de agosto por la noche sobre un pedestal dispuesto en la orilla del río Bharalu, cerca del “Rincón de los Mártires”, para ser develada al día siguiente como parte de la celebración mundial por el bicentenario del nacimiento del fundador los Salesianos.

En el “Rincón de los Mártires” se suelen colocar las figuras de los personajes culturales y políticos del estado. Según The Indian Express, la estatua de Don Bosco iba a ser colocada en el parque de Dighalipukhuri (en Guwahati), pero tuvieron que trasladarla a Bharalumukh debido a las protestas del grupo estudiantil Akhil Bharatiya Vidyarthi Parishad (ABVP).

Según Radio Vaticana, los manifestantes alegaron que el santo italiano no había realizado un aporte personal al estado y que consideraban ofensivo instalarla en un lugar público, mucho menos junto a los líderes políticos de Assam.

Un policía informó a The Times of India, que a las 6:00 de la mañana del viernes 7 de agosto un grupo de más de 100 personas comenzó a tirar piedras y jarrones de flores a la estatua, incluso le rompieron un brazo, y luego la arrojaron al río.

Los maleantes también atacaron a la policía y a los trabajadores del lugar cuando estos fueron a detenerlos. En el enfrentamiento, cuatro oficiales resultaron heridos. El sábado la policía arrestó a cuatro sospechosos, miembros del partido Bharatiya Janata.

Tarun Gogoi, ministro y jefe del estado de Assam, condenó este atentado y manifestó a los medios locales que se debía reconocer la contribución de San Juan Bosco a la educación y a la sociedad del país.

“Este incidente es lamentable y algunos elementos son responsables. El desacuerdo y el disentimiento deben ser vistos bajo una luz positiva, pero el hecho de haber profanado y arrojado la estatua al río hiere nuestro sentimiento religioso”, expresó Gogoi.

La Comisión de las Minorías del Estado convocó a una reunión el sábado para discutir sobre el daño que ocasionó este acto vandálico a los cristianos.

"Vivimos en una democracia y la gente tiene el derecho de protestar. Destrozar una estatua no es parte de nuestra cultura. Él es un santo venerado y nadie tiene el derecho a profanar su estatua", declaró Alan Brooks, miembro de la comisión, a The Times of India.

Todavía no se conoce la fecha de inauguración y el alcalde Guwahati señaló que consultarán la opinión de los ciudadanos antes de volver a instalar la estatua.

Etiquetas: cristianos perseguidos, Iglesia Católica, India, Don Bosco, Iglesia en India