7 de enero de 2022 5:06 pm

India: Gobierno desaloja casa para huérfanos de las Misioneras de la Caridad

Por Cynthia Pérez

Foto referencial. Crédito: Wimedia Commons / Tania Rego (CC BY 3.0 BR).

El Gobierno de India ordenó a las hermanas de la Congregación de las Misioneras de la Caridad, fundada por Santa Teresa de Calcuta, que desalojen la casa hogar donde acogen y cuidan a niños huérfanos desde hace 53 años.

Las Misioneras de la Caridad sirven a niños abandonados de diferentes castas y religiones en sus más de 240 orfanatos distribuidos en distintas localidades de India, entre ellas está la casa hogar para niños huérfanos de Shishu Bhawan, en Kanpur, estado de Uttar Pradesh.

Asia News informó que el 3 de enero las Misioneras de la Caridad fueron forzadas a suspender sus actividades y dejar la casa hogar de Shishu Bhawan, por orden de la Oficina de Propiedad del Ministerio de Defensa de India.

El orfanato de las Misioneras de la Caridad se construyó en un terreno que les fue donado a en 1968 por un particular que apoyaba la obra de caridad, y que compró la propiedad con una concesión que venció en 2019.  

La oficina del Ministerio de Defensa que administra la propiedad estatal no quiere renovar la concesión del terreno a la congregación. Además, exige a las religiosas que paguen una multa de 20 millones de rupias (más de 269 mil dólares) por utilizar la estructura en los últimos dos años.

A este problema se suma la incertidumbre que vive la congregación, luego de que el 25 de diciembre, día de Navidad, el Gobierno de India les prohibiera recibir donaciones del extranjero, tras rechazar la renovación de su licencia.

El Ministerio del Interior argumentó su decisión basándose en la Ley de Regulación de Contribuciones Extranjeras, y dijo que la congregación no cumple “con las condiciones de elegibilidad”, pues “se notaron algunos aportes adversos”, y no dio más detalles sobre el caso.

Frente a ello, las religiosas pidieron a sus centros que no operen sus cuentas de contribuciones extranjeras “hasta que se resuelva el asunto”, “para asegurarnos que no haya ningún lapso”.

Ante la incertidumbre provocada por todos estos problemas, las Misioneras de la Caridad decidieron no emprender acciones legales para resistir la decisión del Ministerio del Interior de India y entregaron la estructura al Estado, informó Asia News.

El Foro Católico Indio reconoció el servicio sostenido de las Misioneras de la Caridad en su país a través del orfanato. Por ello, criticó y lamentó la medida tomada por el Gobierno. Indicó que esto afectará a miles de familias pobres que fueron y son beneficiadas por el orfanato.

“En los últimos 53 años, el Shishu Bhawan de Kanpur ha acogido y ayudado a asegurar la adopción de 1.500 niños de acuerdo con las reglas de la ley. También ha ofrecido ayuda a miles de otras personas pobres como los leprosos, madres abandonadas, hijos de migrantes que trabajan en obras de construcción”, señaló.

“La Oficina del Estado parece no estar dispuesta a ver el servicio desinteresado que ofrecen las hermanas a quienes lo necesitan, independientemente de su casta o credo”, agregó.

Además, reportó que “los últimos 11 niños que permanecieron en las instalaciones fueron trasladados al Shishu Bhawan en las ciudades de Allahabad, Varanasi, Bareilly y Meerut”.

También se refirió a “las 1.500 familias que adoptaron niños de este centro”, y dijo que para ellos “esta estructura era como un ‘Nanihal’ (la casa de la abuela), mientras que para los huérfanos que crecieron allí y ahora están casados, el Shishu Bhawan era el hogar familiar”.

En declaraciones a AsiaNews, el Obispo de Lucknow (India), Mons. Gerald Mathias, lamentó que las autoridades indias no hayan demostrado ni el más mínimo “apoyo o comprensión” a las religiosas, sino que más bien “estaban felices de desalojarla”.

"Estoy profundamente entristecido por esta noticia. Si se hubiera deseado, la concesión ciertamente podría haberse renovado, ya que las hermanas se hicieron cargo de los huérfanos y los abandonaron, sirviendo a los más pobres de los pobres”, dijo.

“A pesar de la fama internacional de la Madre Teresa, ni el Gobierno ni el ejército mostraron comprensión o apoyo a esta instalación y estaban felices de desalojarla”, agregó.

Además, dijo que el desalojo se suma a una serie de recientes ataques contra las Misioneras de la Caridad, entre los que está un procedimiento judicial presentado contra las religiosas que dirigen un orfanato para niñas en Makarpura, en el estado de Gujarat.

Un grupo de fundamentalistas hindúes acusaron falsamente a las religiosas de “ofender los sentimientos religiosos hindúes” y realizar “conversiones forzadas” de las niñas de la casa hogar. Según Asia News, el tribunal de Vadodara pidió a la policía que “se abstenga de arrestar” a las monjas al menos hasta el 10 de enero, día en que está previsto una nueva audiencia sobre el caso.

“En los últimos tiempos, las Misioneras de la Caridad han sido atacadas en Gujarat y Jharkhand; luego vino la revocación de la licencia para donaciones del exterior: estos son todos episodios que apuntan a un camino peligroso, atacan a los cristianos porque son una comunidad pacífica, solo podemos esperar que prevalezca el sentido común y la situación mejore”, concluyó.

Etiquetas: India, Religiosas, Iglesia en India, monjas, Misioneras de la Caridad, Obras de Caridad, orfanato, Santa Teresa de Calcuta, católicos perseguidos, niños de la calle, Ataque a católicos, Gobierno de India