10 de enero de 2021 10:50 am

Fundación ayuda a madres jóvenes y sus hijos afectados por temporal de nieve en Madrid

La Fundación Madrina lleva ayuda a las madres jóvenes y sus hijos en Cañada Real en Madrid. Crédito: Fundación Madrina

La Fundación Madrina lleva este fin de semana ayuda a madres jóvenes y sus hijos, algunos recién nacidos, en la zona de Cañada Real en Madrid, el asentamiento irregular más grande de Europa marcado por la pobreza y fuertemente afectado por la nieva y las bajas temperaturas del temporal Filomena.

La Fundación explica en una nota de prensa que “el temporal de nieve es la gota que ha colmado el vaso en la Cañada Real, hasta constituirse en un ‘desastre humanitario’: niños recién nacidos y madres jóvenes sin luz para calentar comida, ni calefacción, árboles caídos sobre las casas rompiendo techos. Después de todo el verano y otoño, las familias de la Cañada Real se enfrentan a un duro y largo invierno sin luz y sin calefacción. El nivel de la nieve caída impide en muchas casas abrir las puertas”.

Algunos habitantes de esta zona, explica la nota, “solo sobreviven con las dos entregas de comida rápida que les llevó esta semana la Fundación Madrina”.

Desde hace varios meses la fundación lleva “comida de niños y productos de higiene infantil, así como alimentación de adultos, debido a una petición de los propios vecinos de la Cañada Real. Desde entonces, las ayudas de la Fundación han sido semanales y van a cubrir el riesgo alimentario infantil y su seguimiento médico, hasta la total normalización de las familias afectadas, la mayoría sin lo básico para sobrevivir”.

Esta semana la fundación llegó hasta la zona en cuatro ocasiones y también llevó regalos para los niños por la fiesta de Reyes. Han ayudado llevando también ropa de abrigo, mantas y sacos de dormir.

“Los vecinos se quejan de que la actual compañía suministradora de luz ha decidido cortarles la luz, y todavía no hay restitución de la misma, a oscuras explican que la anterior compañía de luz, nunca les había cortado la luz”, indica la nota.

Cañada Real es una sucesión de asentamientos ilegales que están en un tramo de la Cañada Real Galiana a su paso por Madrid. Varios vertederos de Madrid, entre ellos el de Valdemingómez, se visualizan a menos de 200 metros del asentamiento donde se ha realizado la entrega de alimentos.

“El área es peligrosa, las propias familias que atendemos nos indican que no vayamos más allá de 500 metros, es la ‘zona de la marihuana’”, indica la nota.

El diario El País informa este domingo que “la nieve se ha convertido en un infierno en el sector seis de La Cañada Real Galiana, sin luz desde octubre, cuando la red empezó a caerse por sobrecarga. Los habitantes del mayor asentamiento irregular de Europa permanecen incomunicados”.

“Las existencias de leña, diésel y gas butano merman según avanza la fría jornada. Los accesos por carretera, sin embargo, continúan cortados a causa del temporal Filomena. La única posibilidad de abastecimiento pasa por surcar la tormenta y alcanzar a pie la gasolinera más cercana”, agrega.

El diario español también informa que el ministro de Movilidad, Transportes y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, anunció este domingo que Madrid ha recuperado este mediodía el servicio ferroviario tras más de un día paralizado por las nevadas.

El Ayuntamiento de la capital estudia solicitar la declaración de zona catastrófica para la capital, según ha dicho su alcalde, José Luis Martínez-Almeida.

El Gobierno de Aragón ha anunciado que suspende las clases en los centros no universitarios el lunes y el martes, como ya hicieron el sábado Madrid y Castilla-La Mancha.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, pidió a la población que evite los desplazamientos por el temporal, que ya ha cobrado cuatro vidas, dos personas en Málaga y una en Madrid, además del indigente muerto a causa del frío hace dos días en Calatayud.

Etiquetas: España, Madrid, Fundación Madrina, invierno, nieve, Temporal Filomena, Cañada Real