16 de abril de 2021 1:02 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 17 de abril de 2021 8:48 am

Fallece por COVID joven sacerdote que servía a enfermos de coronavirus en hospitales

Por Walter Sánchez Silva

Este viernes 16 de abril falleció a las 5:00 a.m. el P. Dergi Facundo Facundo, sacerdote de 34 años que atendía en hospitales del norte del Perú a enfermos de COVID-19, enfermedad que contrajo y que finalmente le provocó la muerte.

“Con profundo dolor, pero con la más firme esperanza en Cristo Resucitado, el señor Arzobispo de Piura, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., y su presbiterio participan el sensible fallecimiento del Reverendo Padre Dergi Facundo Facundo, ocurrido en la ciudad de Piura, el día de hoy”, indica una nota del Arzobispado de Piura.

La nota relata que desde el inicio de la pandemia “el padre Facundo se abocó con abnegado entusiasmo a trabajar incesantemente en el acompañamiento espiritual y ayuda material a nuestros hermanos enfermos de Covid-19 y sus familias en Sullana”, provincia de la región Piura, en el norte del Perú, y una de las más afectadas por la pandemia.

El sacerdote participó en la campaña “Sullana Respira” con la que se ha podido entregar balones de oxígeno medicinal a varios hospitales y a enfermos que permanecen en sus casas.

El P. Dergi Facundo visitaba los centros de salud “llevando consuelo y esperanza a nuestros hermanos contagiados a través de la Unción de Enfermos, el sacramento de la Confesión y la bendición con el Santísimo Sacramento”.

Con el P. Facundo ya son cuatro los presbíteros que han fallecido durante la pandemia del coronavirus en la Arquidiócesis de Piura y Tumbes, donde también hay otros sacerdotes que están enfermos.

El P. Dergi nació el 18 de febrero de 1987 en la comunidad campesina de Quispampa, en la provincia piurana de Huancabamba.

Ingresó a los 16 años al Seminario San Juan María Vianney de la Arquidiócesis de Piura donde estudió Filosofía. Cursó Teología en el Seminario Corazón de Cristo de la Diócesis del Callao.

Fue ordenado diácono a los 26 años y recibió la ordenación sacerdotal en 2014 en la Catedral de Piura.

En sus siete años de sacerdote fue vicario parroquial de la parroquia “Santísima Trinidad” de Sullana y vicario parroquial de la parroquia Santa Rosa de Lima” de Talara.

En 2017 fue nombrado párroco de la parroquia San Francisco Javier de Querecotillo en Sullana, desde donde servía también a la comunidad de la Parroquia Santo Toribio de Mogrovejo de Lancones.

“El R.P. Dergi ha dejado una huella imborrable entre nosotros de amor a Cristo, a la Iglesia y a los hermanos. El Señor ha querido llamarlo a su presencia en pleno Tiempo Pascual, tiempo que nos recuerda que la muerte no tiene la última palabra sino Cristo Vida y Resurrección, para todo aquel que cree en Él”, indica la nota del Arzobispado de Piura.

El Arzobispado expresó su cercanía y afecto a los familiares y amigos del P. Dergi, y alentó a los fieles a rezar por su eterno descanso.

La pandemia ha colapsado el sistema de salud en Perú. Se estima que más de dos mil personas están en lista de espera para una cama en alguna unidad de cuidados intensivos (UCI) y el consumo y la necesidad de oxígeno sigue en aumento.

Según cifras oficiales, los casos a nivel nacional ascienden a 1.681.063 con un total de 56.149 fallecidos.

Actualmente las personas que han recibido la vacuna serían poco más de medio millón, la mayoría de las cuales son ancianas, en una población estimada de 32 millones.