2 de abril de 2020 1:45 am

Estas son las tres dimensiones de la vida cristiana, según el Papa Francisco

El Papa Francisco durante la Misa. Foto: Vatican Media

El Papa Francisco señaló, este jueves 2 de abril, durante la Misa celebrada en Casa Santa Marta, cuáles son las tres dimensiones de la vida de fe, de la vida cristiana: “la elección, la promesa y la alianza”.

El Pontífice recordó que el Señor “siempre ha recordado su alianza”, porque “el Señor no olvida, no olvida nunca”.

Únicamente, especificó el Pontífice, olvida “cuando perdona los pecados. Después de haber perdonado, pierde la memoria, no recuerda los pecados. En los otros casos, Dios no olvida. Su fidelidad es memoria. Su fidelidad con su pueblo. Su fidelidad con Abraham es memoria de las promesas que había hecho”.

“Dios eligió a Abraham para abrir camino. Abraham es un elegido. Era un elegido. Dios lo eligió. Luego, en esa elección, le prometió una herencia” y, a continuación, “estableció una alianza. Una alianza que le hace ver a lo lejos su fecundidad: te convertirás en padre de una multitud de naciones”.

Del mismo modo que Abraham fue un elegido de Dios, “cada uno de nosotros es un elegido, nadie elige ser cristiano entre todas las posibilidades que hay el ‘mercado’ religioso ofrece. Cada uno es un elegido. Somos cristianos porque hemos sido elegidos. En esta elección hay una promesa, una promesa de esperanza, la señal es la fecundidad”.

“El cristiano es cristiano no porque pueda ver la fe del bautismo: la fe de bautismo es un papel. Tú eres cristiano si dices sí a la elección que Dios ha hecho contigo, si vas tras las promesas que el Señor te ha hecho y vives una alianza con el Señor: esa es la vida cristiana”.

“Y la alianza es fidelidad, ser fieles. Todos hemos sido elegidos, el Señor nos ha hecho una promesa, ahora nos pide una alianza. Una alianza de fidelidad”.

Por último, el Papa subrayó que “los pecados del camino van siempre contra estas tres dimensiones: no aceptar la elección y nosotros ‘elegir’ tantos ídolos, tantas cosas que no son de Dios. No aceptar la esperanza en la promesa”, y “olvidar la alianza, vivir sin alianza, como si no tuviésemos alianza”.

Evangelio comentado por el Papa Francisco:

Juan 8:51-59
51 En verdad, en verdad os digo: si alguno guarda mi Palabra, no verá la muerte jamás.»
52 Le dijeron los judíos: «Ahora estamos seguros de que tienes un demonio. Abraham murió, y también los profetas; y tú dices: "Si alguno guarda mi Palabra, no probará la muerte jamás."
53 ¿Eres tú acaso más grande que nuestro padre Abraham, que murió? También los profetas murieron. ¿Por quién te tienes a ti mismo?»
54 Jesús respondió: «Si yo me glorificara a mí mismo, mi gloria no valdría nada; es mi Padre quien me glorifica, de quien vosotros decís: "El es nuestro Dios",
55 y sin embargo no le conocéis, yo sí que le conozco, y si dijera que no le conozco, sería un mentiroso como vosotros. Pero yo le conozco, y guardo su Palabra.
56 Vuestro padre Abraham se regocijó pensando en ver mi Día; lo vio y se alegró.»
57 Entonces los judíos le dijeron: «¿Aún no tienes cincuenta años y has visto a Abraham?»
58 Jesús les respondió: «En verdad, en verdad os digo: antes de que Abraham existiera, Yo Soy.»
59 Entonces tomaron piedras para tirárselas; pero Jesús se ocultó y salió del Templo.

Etiquetas: Vaticano, Papa Francisco, Casa Santa Marta