18 de marzo de 2022 8:03 pm

Esta es la beata que logró que por primera vez un Papa consagrara el mundo a María

Por Diego López Marina

Beata Alejandrina María da Costa de Balasar | Crédito: Hogar de la Madre

La Beata Alejandrina María da Costa de Balasar, conocida en Portugal como “la cuarta vidente de Fátima”, influenció para que en 1942 el Papa Pío XII consagrara el mundo al  Inmaculado Corazón de María.

El próximo 25 de marzo el Papa Francisco volverá a realizar la consagración al Inmaculado Corazón de María, esta vez de Rusia y Ucrania, a pedido de los obispos de este país luego de la invasión rusa que comenzó el 24 de febrero. 

Un extracto del libro “Bendita Alejandrina, un milagro viviente de la Eucaristía”, de Kevin Rowles, indica que la beata fue una de las más “grandes místicas católicas de los tiempos modernos”.  

Alejandrina nació en Balasar, provincia de Oporto y Arquidiócesis de Braga (Portugal) el 30 de marzo de 1904. Fue criada en la religión católica. 

Lamentablemente, desde los 20 años vivió postrada en una cama, después de sufrir heridas al escapar de un atacante. Era el 14 de abril de 1925 cuando Alejandrina se puso en el lecho para no levantarse por los restantes 30 años de su vida.

En cuanto comprendió que el sufrimiento era su vocación, la abrazó con prontitud. Decía: “Nuestra Señora me ha concedido una gracia aún mayor. Primero la resignación, después la conformidad completa a la voluntad de Dios, y en fin el deseo de sufrir”.

En 1936, por orden de Jesús, le pidió al Pontífice, por medio del P. Marian Pinho, su primer director espiritual, que realice la consagración del mundo al Corazón Inmaculado de María. Esta súplica fue varias veces renovada hasta 1941, por lo que el Vaticano interrogó en tres ocasiones al Arzobispo de Braga sobre Alejandrina. 

El 31 de octubre de 1942 Pío XII consagró el mundo al Corazón Inmaculado de María con un mensaje transmitido a Fátima en lengua portuguesa. Este acto lo renovó en Roma en la Basílica de San Pedro el 8 de diciembre del mismo año. 

La vida de Alejandrina tiene muchas conexiones con los eventos de Nuestra Señora de Fátima y es conocida en Portugal como “la cuarta vidente de Fátima”. Instó a todos en más de una ocasión a “hacer penitencia, no pecar más, rezar el Rosario, recibir la Eucaristía”. 

Del viernes 3 de octubre de 1938 al 24 de marzo de 1942, vivió cada viernes los sufrimientos de la Pasión, y se dice que esto ayudó a acortar la Segunda Guerra Mundial. 

Desde el 27 de marzo de 1942 Alejandrina dejó de alimentarse, y durante los últimos 13 años de su vida vivió milagrosamente solo de la Eucaristía. En 1943, durante 40 días y 40 noches, su ayuno absoluto y su anuria fueron estrictamente controlados por médicos en el hospital de la Foz do Douro cerca de Oporto.

En 1944, su nuevo director espiritual, el P. Umberto Pasquale, animó a Alejandrina para que se inscribiera en la Asociación de Salesianos Cooperadores. 

El 12 de octubre de 1955 recibió la unción de enfermos y falleció a las 7:30 p.m. del día siguiente.

Alejandrina fue beatificada por el Papa San Juan Pablo II el 25 de abril de 2004 y ha sido propuesta por la Iglesia como “modelo de pureza y perseverancia en la fe para la juventud de hoy”.

Etiquetas: Papa, Inmaculado Corazón de María, Fátima, beata, consagración a María, Beata Alejandrina de Balazar