17 de mayo de 2016 6:17 am

España: Miles rechazan retirada de cruz ante errada aplicación de Ley de Memoria Histórica

Por Blanca Ruiz

Cruz en la plaza de la iglesia de San Martín, en Callosa de Segura (Alicante). Foto: Plataforma Ciudadana en Defensa de la Cruz

El pasado mes de marzo el gobierno de la localidad de Callosa de Segura en la ciudad de Alicante en España aprobó la retirada de la cruz situada en la plaza de la iglesia de San Martín arguyendo que se trataba así de cumplir la Ley de Memoria Histórica, lo que generó la protesta de miles de personas.

El gobierno conformado por el PSOE, IU y Podemos fue quien aprobó la medida, lo que hizo que la Plataforma Ciudadana en Defensa de la cruz lanzara una petición en Change.org en defensa del símbolo religioso.

Entre otras cosas, la solicitud recuerda que “la libertad religiosa y de conciencia es uno de los pilares de las sociedades democráticas reconocidas expresamente en la legislación nacional e internacional”.

La plataforma resalta que “la presencia de la Cruz en este espacio común no atenta contra nadie, ya que a nada obliga, sino que hace presente a Cristo crucificado como signo que une a las personas, promueve los principios de igualdad, libertad y tolerancia, porque para Cristo todos los hombres somos hermanos y, por tanto, iguales”.

Ante la errada aplicación de la Ley de Memoria histórica, los ciudadanos subrayan el valor de la presencia de la cruz en la Plaza de la Iglesia “como parte de nuestra identidad histórica, cultural y espiritual cotidiana”, una presencia que “ha sido y es mayoritaria y popularmente aceptada en toda la ciudad”.

De esta manera, además la plataforma muestra su sorpresa y preocupación ante “la imposición de iniciativas minoritarias que pretenden la exclusión o rechazo de la Cruz, de lo religioso y de sus signos de la vida pública”.

Puede unirse a la petición AQUÍ.

Ley de la memoria histórica

Se trata de una ley aprobada en el año 2007 por la que se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante los años de la Guerra Civil española (1936-1939) y la dictadura de Francisco Franco, posterior a esta contienda.

Se trata de una ley controvertida ya que favorece una ideología y no la reconciliación de los españoles.

La norma obliga a la retirada de monumentos, símbolos o nombres de lugares públicos establecidos después de la Guerra Civil española y relacionados con ella.

A pesar de que los monumentos relacionados con la Iglesia Católica quedan fuera de esta ley, en su aplicación real no se ha respetado.

También te puede interesar: 

Etiquetas: España, Libertad religiosa, Iglesia, Agresiones contra la fe, Cruz