26 de mayo de 2020 4:31 pm

Enseñar religión beneficia la evaluación médica y cuidado del paciente, afirman expertos

Foto referencial. Crédito: Pixabay.

Cuatro educadores de facultades de medicina señalaron en un artículo publicado en una importante revista del Colegio de médicos estadounidenses (ACP), que es importante enseñar religión y espiritualidad a los estudiantes de medicina.

El artículo publicado el 19 de mayo en “Annals of Internal Medicine”, revista médica publicada por ACP, fue escrito por un grupo de educadores médicos entre los que están los doctores Kristin Collier, Cornelius James, Sanjay Saint y Joel Howell, quienes señalaron la importancia de enseñar religión y espiritualidad a los estudiantes de medicina.

En el artículo titulado ¿Es hora de abordar más plenamente la enseñanza de la religión y la espiritualidad en la medicina?, los educadores sostuvieron que evaluar las creencias religiosas de un paciente es importante para comprender completamente sus necesidades.

Los docentes también destacaron la importancia de la espiritualidad en Estados Unidos, pues “hoy, aproximadamente el 90% de los estadounidenses creen en Dios o en un poder superior. Además, el 53% de los estadounidenses consideran que la religión es ‘muy importante’ en sus vidas”.

“Dado que el compromiso religioso está intrínsecamente relacionado con los aspectos culturales, mentales, espirituales y sociales del bienestar, muchos pacientes creen que cualquier enfoque auténtico a la atención de la salud debe involucrar sus compromisos religiosos”.

Sin embargo, los médicos no suelen conversar sobre espiritualidad con sus pacientes, sino que promueven una educación médica basada en la ciencia cuantitativa, que ignora las realidades espirituales inmateriales, señalaron.

“La ciencia se convirtió en una fuente de autoridad casi incuestionable. Los médicos comenzaron a ver a los pacientes menos como seres sociales con familias y fe, como partes esenciales de sus vidas; y más como colecciones de órganos defectuosos definidos por patología microscópica y cultura bacteriológica”, afirmaron.

Kristin Collier, profesora asistente y directora del Programa de la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan sobre Salud, Espiritualidad y Religión, dijo que los pacientes desean una relación más profunda con su médico.

“Soy médico de atención primaria, por lo que tengo relaciones con las personas a lo largo del tiempo... Como médicos, no somos técnicos que se encargan de máquinas complejas. Estamos cuidando a los seres humanos y sabemos por investigaciones que los pacientes desean ser vistos como personas de forma íntegra”, dijo la directora en declaraciones a CNA, agencia en inglés del Grupo ACI.

También, Collier señaló el ejemplo de Cicely Saunders, una enfermera inglesa y fundadora de medicina paliativa que sostuvo que en el trato con el paciente confluyen cuatro dinámicas: física, social, psicológica y espiritual y afirmó que abordar sólo la mitad de estas necesidades reconocerá solo a la mitad de la persona.

“Los pacientes tienen necesidades sociales y espirituales. De hecho, esas necesidades pueden confluir en lo físico. Por ejemplo, los pacientes que tienen necesidades espirituales poco reconocidas y no tratadas al final de la vida... pueden experimentar un dolor físico constante”, dijo.

De acuerdo con el artículo, los profesores de las facultades de medicina indicaron que hay una falta de capacitación y enseñanza que forme futuros médicos para conversar sobre espiritualidad. Asimismo, señalaron que el 78% de los estudiantes de medicina dijeron que rara vez o nunca habían visto a sus instructores hablar de religión con sus pacientes.

La Asociación de Colegios de Médicos Americanos (AAMC) compuesta por 155 colegios médicos acreditados en Estados Unidos y Canadá demandó un conjunto básico de “competencias espirituales” para que los estudiantes realicen su educación médica. Para AAMC, la espiritualidad es la búsqueda individual de significado a través de su participación en “religión y/o creencia en Dios, la familia, el naturalismo, el racionalismo, el humanismo y las artes”.

Collier dijo que muchas escuelas de medicina tienen un plan de estudios de espiritualidad y describió el plan de estudios de la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan.

Al respecto, la docente señaló como ejemplo la evaluación FICA, un cuestionario que evalúa las creencias, el propósito y la comunidad de un paciente. Según el programa, la Facultad ofrecerá actores que desempeñen el rol de pacientes para que los estudiantes les hagan preguntas sobre espiritualidad. Sin embargo, Collier afirmó que los médicos y los instructores deben vivir este ejemplo con pacientes reales, aunque es un tema que rara vez se discute.

Al respecto, señaló que en el pasado era tabú para los médicos discutir el historial sexual de un paciente, a pesar de ser un aspecto esencial para comprender la salud física del paciente; y que de manera similar, los médicos no abordarán el tema de la espiritualidad, porque es demasiado privado o se considera que no está relacionado con la atención médica.

“De alguna manera, la historia espiritual es paralela a la historia sexual. Durante años, el historial sexual se consideró ‘fuera de los límites’ en el encuentro clínico, tal vez porque era un tema demasiado privado o no relevante para la mayoría de los proveedores médicos, o tal vez porque los proveedores se sentían incómodos hablando de una amplia gama de comportamientos sexuales”, señaló el artículo del 19 de mayo.

Por su parte, Collier aconsejó a los médicos que podrían comenzar con un cuestionario como la evaluación espiritual de FICA para presentar este importante tema. Pero, señaló que eventualmente, se debería trascender a un cuestionario, pues una interacción humana profunda se extiende más allá del papel y el conocer a la persona en un sentido completo, ayudará a los médicos a comprender mejor cómo tratar a sus pacientes.

“Creo que esto se da de una mejor manera en una relación y por ello, mantengo una relación con mis pacientes... ¿Qué le da sentido a tu vida? Esa pregunta a menudo puede abrir paso a que conozcan muchas creencias realmente interesantes de sus pacientes”, afirmó Collier. “[Estas preguntas] pueden ayudar a informar sus decisiones cuando se trata del final de la vida o a sus objetivos de conversación en el cuidado”, añadió.

Asimismo, destacó la importancia de la fe en su propia vida y cómo eso le ha dado una perspectiva valiosa sobre el tratamiento de los pacientes. Además, dijo que es responsabilidad de los médicos establecer un ejemplo de práctica médica que honre la dignidad humana.

“Veo pacientes hechos a imagen de Dios y quiero poder atender todo lo que les causa angustia y poder contar con mi equipo para poder atender eso”, dijo Collier.

“Como educadores médicos tenemos la responsabilidad de enseñar a nuestros estudiantes de medicina, residentes y compañeros cómo brindar una atención integral a la persona, porque eso honra su dignidad. Y sabemos que los pacientes quieren ser vistos como algo más que su enfermedad o su biología”, concluyó.

Traducido y adaptado por Cynthia Pérez. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: Medicina, religiones, espiritualidad, medicina paliativa, Coronavirus, pandemia, covid19