8 de julio de 2022 3:26 am | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 8 de julio de 2022 4:02 am

Ensalzan la profunda fe de un oficial de la Guardia Civil muerto en acto de servicio

Por Nicolás de Cárdenas

El teniente coronel Casado de la Guardia Civil, hombre de fe. Crédito: Guardia Civil

El comandante capellán de la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales de la Guardia Civil, P. Alberto Gatón, ha ensalzado la profunda raigambre religiosa del teniente coronel Pedro Alfonso Casado, fallecido en acto de servicio el pasado martes. 

El teniente coronel Casado ostentaba desde 2016 el mando de la Unidad Especial de Intervención de la Guardia Civil, la unidad de élite que desempeña las acciones más arriesgadas en este cuerpo militar. 

El pasado domingo, en el curso de una operación para detener a un hombre atrincherado que acababa de asesinar a otro, el teniente coronel Casado recibió un disparo fatal en la cabeza, a causa del cual falleció transcurridas 48 horas.

El P. Gatón expone, en un artículo publicado en El Diario Montañés, algunas actitudes que desvelan la profunda fe de este servidor público fallecido en acto de servicio.

“En el eterno combate del mal contra el bien, ni el ‘Detente bala’ que como hombre de profunda fe católica regalaba a sus compañeros evitó (...) que un criminal disparo a bocajarro le llevase a rendir su alma al Creador”, detalla el sacerdote.

“Detente bala” proviene del lema “Detente bala, el Corazón de Jesús está conmigo”, que se utiliza en los cuerpos militares españoles desde el siglo XVIII y que usualmente va bordado alrededor de una imagen del Sagrado Corazón de Jesús.

Las virtudes cristianas del fallecido, también se veían reflejadas en la forma en que desempeñaba su labor de servicio:

“Su preparación y su compromiso llevaron a Perico, hijo y huérfano de guardia civil, esposo y padre de dos hijos, a colmar con alegría, generosidad y humildad su servicio”, recuerda el P. Gatón.

El que también ejerce como Vicario Episcopal de Defensa, afirma en su artículo su certeza sobre la labor intercesora de la Virgen del Pilar, patrona de la Guardia Civil, en favor del teniente coronel Casado: “No albergo dudas de que con la intercesión de la Virgen del Pilar ya ha dado novedades a Dios de su defensa del bien común de España”.

“Descansa en paz, mi teniente coronel, querido Perico, con la certeza de que el pueblo español sigue amando, con modelos militares, personales y espirituales como el tuyo, a nuestra Guardia Civil”, concluye el presbítero.

Etiquetas: Militares, fe católica, Obispado Castrense, guardia civil, P. Alberto Gatón, religiosidad militar