26 de octubre de 2021 10:46 am

El Papa confirma delegado para la Orden de Malta y le otorga más poderes

Por Mercedes De La Torre

Papa Francisco y Cardenal Silvano Tomasi. Fotos: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

El Papa Francisco confirmó al Cardenal Silvano Maria Tomasi como delegado especial para la Orden de Malta y le otorgó más poderes para convocar un próximo capítulo general extraordinario.

La Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta, más conocida como la Orden de Malta, es una orden religiosa católica y laica fundada en Jerusalén alrededor del año 1050.

El 1 de noviembre de 2020, el Santo Padre nombró delegado especial para la Soberana Ordena Militar de Malta al Cardenal Silvano Maria Tomasi, después de la dimisión del Cardenal Angelo Becciu como prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y de todas sus demás responsabilidades en la Curia romana como consecuencia de las acusaciones de corrupción en su contra.

En una carta difundida por el Vaticano este 26 de octubre, el Santo Padre destacó “con gratitud los pasos positivos dados en la renovación espiritual y moral de la Orden, especialmente de los miembros profesos, así como en el proceso de actualización de la Carta Constitucional y del Código de Malta de la Orden, este último de fundamental importancia no sólo de cara al próximo Capítulo General Extraordinario, sino sobre todo para la renovación de la Orden”.

En esta línea, el Santo Padre subrayó que su delegado especial tiene “todos los poderes necesarios para decidir cualquier cuestión que pueda surgir en la ejecución del mandato que se le ha encomendado” para “poder continuar con esta importante labor de renovación”.

“Como mi delegado especial, tiene la facultad de atribuirse aspectos del gobierno ordinario de la Orden, incluso derogando, si es necesario, la actual Carta Constitucional y el actual Código Melitense, así como de resolver todos los conflictos internos de la Orden ex auctoritate Summi Pontificis”, advirtió el Papa.

Además, el Pontífice indicó que “de cara al próximo Capítulo General Extraordinario, para hacer frente a los problemas que puedan surgir, también le otorgo expresamente los siguientes poderes: convocar el Capítulo General Extraordinario para la fecha que usted determine y copresidirlo; definir un reglamento ad hoc para la composición y celebración del Capítulo General Extraordinario; aprobar la Carta Constitucional y el Código Melitense; proceder a la renovación del Consejo Soberano de acuerdo con los nuevos textos reglamentarios; y convocar al Consejo Pleno de Estado para la elección de un nuevo Gran Maestre”.

En este sentido, el Santo Padre añadió que no le cabe duda de “que toda la Orden, a todos los niveles, colaborará de buen grado con usted en un espíritu de auténtica obediencia y respeto”.

Asimismo, el Papa prorrogó “a Fra' Marco Luzzago en su cargo de Lugarteniente de Gran Maestre hasta la conclusión del Capítulo General Extraordinario y la posterior elección de un nuevo Gran Maestre por el Consejo Pleno de Estado”.

Finalmente, el Santo Padre expresó su “animo y apoyo a la Familia de San Juan en las numerosas obras de caridad que realiza a través de la encomiable labor de sus miembros y voluntarios en diversas partes del mundo, fieles a los fines de la Orden: la tuitio fidei (la defensa de la fe) y el Obsequium pauperum (el servicio a los pobres, los enfermos y los débiles)” e impartió la bendición apostólica para el Cardenal delegado y para todos los miembros y voluntarios de la Orden de Malta.

Según señala su sitio web, “la Soberana Orden de Malta es una de las más antiguas instituciones de la civilización occidental y cristiana. Como orden religiosa de la Iglesia Católica desde 1113 y sujeto de derecho internacional, la Soberana Orden de Malta mantiene relaciones bilaterales con más de 100 Estados y con la Unión Europea, así como una misión permanente de observación ante Naciones Unidas”.

“Es neutra, imparcial y apolítica. Actualmente, la Orden de Malta está presente en 120 países con proyectos médicos, sociales y humanitarios en favor de los necesitados. Día tras día, sus proyectos sociales de amplio espectro ofrecen un apoyo constante a las personas olvidadas o excluidas de la sociedad”.

La misión principal de la Orden de Malta, refiere el sitio web, “es ayudar a las personas víctimas de conflictos armados y desastres naturales, ofreciendo asistencia médica, atendiendo a los refugiados y distribuyendo fármacos y material básico de supervivencia”.

Etiquetas: Papa Francisco, Mons. Tomasi, Orden de Malta