16 de enero de 2021 6:00 am

El Arzobispo de Toledo denuncia “intereses ideológicos” en la Ley de Educación en España

Imagen referencial. Foto: Pixabay

El Arzobispo de Toledo y Primado de España, Mons. Francisco Cerro Chaves, denunció que la nueva Ley de Educación aprobada por el gobierno el pasado mes de diciembre, conocida como Ley Celaá, responde a “intereses ideológicos” que “priman sobre el verdadero fin de la educación”.

En su escrito dominical para el 17 de enero, Mons. Cerro Chaves, lamentó que se haya actuado de forma totalitaria a la hora de elaborar esta ley educativa, oficialmente Ley Orgánica de modificación de la Ley Orgánica de Educación (LOMLOE).

El Arzobispo de Toledo comienza su escrito destacando los puntos más polémicos del proceso de elaboración de la Ley y de su contenido. Así, recuerda que la ministra de Educación, Isabel Celaá, afirmó durante el Congreso de Escuelas Católicas “que la educación de los niños no les corresponde a los padres”.

Después, “saltaron noticias en las que cuestionaba las escuelas de educación especial. También había anunciado la ministra que la asignatura de religión no tendría alternativa, ni valor académico, y que la nueva ley de educación no tendría en cuenta la ‘demanda social’, privilegiando de este modo a la escuela pública de iniciativa estatal sobre la de iniciativa social”.

Finalmente, “conocimos que se van a destinar 2.000 millones de euros a la escuela pública de iniciativa estatal para afrontar los gastos que genere el covid-19 en el ámbito educativo”.

El Arzobispo Primado de España subrayó que “con un discurso claramente ideológico, la ministra de educación retomaba temas que presentaba como modernos y que, sin embargo, son muy antiguos”.

De hecho, “todos estos planteamientos educativos se vienen repitiendo en España desde hace décadas. Es una constante en España, desde comienzos del siglo XIX, que casi todos los gobiernos cambien la ley educativa”.

Mons. Cerro Chaves insistió en recordar a quienes gobiernan “que son ellos quienes han de garantizar el derecho de los padres a que sus hijos sean educados en sus propias convicciones morales y religiosas. Ese derecho se concreta en el derecho a elegir colegio, y en el derecho a elegir clase de religión confesional”.

“Es realmente asombroso que quienes se autodenominan demócratas y claman por la libertad, actúen de forma ‘totalitaria’ en el campo educativo”, denunció.

Asimismo, señala que “no deja de llamar la atención que en la mayoría de los debates abiertos en torno a la educación las cuestiones controvertidas giran en torno a cuestionar el derecho de educar de los padres, además de los problemas sobre los medios (didáctica, programaciones, medios informáticos, idiomas…)”.

En vez de ello, los debates deberían “identificar y centrar el problema en el fin primordial de la educación: guiar a la persona hacia su propio desarrollo y madurez”.

Según explicó, “el gran problema de fondo de la educación hoy hunde sus raíces en la crisis antropológica actual”.

Recordó que Papa Benedicto XVI “habló repetidamente de esta cuestión cuando se refirió a lo que él llamó ‘emergencia educativa’”.

Mons. Cerro Chaves finalizó su escrito explicando que “vivimos una profunda crisis antropológica que se manifiesta en una crisis educativa”.

En ese contexto de crisis, “cuanto más honda y certera sea la visión del ser humano, mejor se podrá desarrollar la acción educativa”.

Puede leer la carta íntegra AQUÍ.

Etiquetas: España, Educación, Toledo, Ley Celaá, ley de educación, Archidiócesis de Toledo