27 de enero de 2020 12:46 pm

EEUU: Un muerto tras choque de autobús que transportaba asistentes de Marcha por la Vida

Imagen referencial / Crédito: Unsplash

Este fin de semana, el conductor de un automóvil murió y otras personas resultaron heridas luego de chocar contra un autobús que transportaba a estudiantes católicos de la Diócesis de Covington y que retornaban de la Marcha por la Vida en Washington D.C. (Estados Unidos).

Según algunos testigos que se comunicaron con el medio local WLWT en el estado de Kentucky, el automóvil viajaba en una autopista de la ciudad de California y chocó de frente contra el autobús.

“Vi un automóvil cruzar la franja media y dirigirse hacia mí. Pude salir del camino”, dijo a WLWT Ricky Lynn, un testigo que conducía hacia el norte por la carretera. 

El conductor del automóvil, Eric Clos, de 39 años, fue declarado muerto. Los testigos contaron a WLWT que un sacerdote en el autobús le dio al conductor del auto una bendición final.

Según los funcionarios, otras cuatro personas fueron enviadas al hospital con heridas leves, informó WCPO-TV en Cincinnati.

WLWT informó que tras el choque, los pasajeros del autobús escaparon por las ventanas de emergencia. El autobús era uno en una caravana de cuatro, con un total de aproximadamente 200 personas que asistieron a la Marcha por la Vida el viernes 24 de enero.

En una declaración dada a los medios locales, la Diócesis de Covington informó que “el personal de EMT y la policía del condado de Campbell han estado en la escena y estamos manejando el asunto. Únase a nosotros para orar por todos los involucrados en este accidente”.

Los estudiantes católicos de Covington fueron el centro de un avalancha de críticas en los medios de comunicación tras la Marcha por la Vida 2019, cuando un video publicado en redes sociales los mostraba, supuestamente, acosando a nativos estadounidenses y miembros de los israelitas hebreos negros (BHI, por sus siglas en inglés).

Inicialmente el video, que se volvió viral, mostraba a una multitud de adolescentes cantando, bailando y haciendo el grito de “tomahawk chop” (celebración deportiva), mientras que un hombre nativo americano tocaba un tambor junto a Nick Sandmann, estudiante católico de Covington, que permanecía en silencio. El percusionista pronto fue identificado como Nathan Phillips, un anciano de la tribu Omaha y activista por los nativos americanos.

Los estudiantes fueron objeto de una condena generalizada por parte de figuras de los medios y algunos líderes católicos, quienes los acusaron de falta de respeto, racismo y hostilidad.

La diócesis a la que pertenece Sandmann, así como su escuela secundaria, inicialmente publicaron declaraciones condenando su comportamiento. Sin embargo, a medida que transcurrían los días, se descubrió un video adicional que mostraba un contexto mucho más claro del encuentro entre Phillips y Sandmann.

Las nuevas imágenes revelaron que Sandmann y sus compañeros de clase eran, en realidad, quienes habían sido hostigados e insultados por los nativos estadounidenses y los israelitas hebreos negros.

Los estudiantes negaron haber lanzado frases racistas y, por el contrario, afirmaron haber entonado canciones escolares para responder a las burlas.

En enero de este año, CNN acordó indemnizar a Nick Sandmann, como consecuencia de demanda presentada por Sandmann contra esta cadena, The Washington Post y NBC Universal, por 800 millones de dólares en daños y perjuicios.

El ataque mediático y en redes sociales le costó al joven ser acosado y atacado durante todo varios meses, afectando su vida e imagen personal.

Según el Washington Examiner y las fotos publicadas en Instagram por Catholic Connect, Sandmann asistió a la Marcha por la Vida nuevamente en el 2020, aunque no está claro si estaba en el autobús que fue golpeado en el accidente o en la caravana de autobuses.

Etiquetas: Estados Unidos, Accidentes, Marcha por la Vida, estudiantes, March for Life, bus, accidente