23 de julio de 2021 4:38 pm

Diócesis de Huancavelica en Perú no es del Opus Dei, señala Obispo Emérito

Por Walter Sánchez Silva

Mons. Isidro Barrio, Obispo Emérito de Huancavelica, con el coro de niños que participó en la Misa de toma de posesión del nuevo Obispo. Crédito: Cortesía P. Carlos López

Mons. Isidro Barrio, Obispo Emérito de Huancavelica, salió al paso de lo que piensan algunos “en el mundo clerical y religioso” y explicó que la diócesis que lideró durante casi 20 años en los andes peruanos, no pertenece al Opus Dei.

Así lo indicó el Prelado de origen español el 18 de julio en sus palabras de despedida, en la Misa de toma de posesión del nuevo Obispo de Huancavelica, Mons. Carlos Alberto Salcedo Ojeda, quien fue elegido como nuevo pastor de esta diócesis el 21 de mayo por el Papa Francisco.

“El mundo clerical y religioso (no todos por supuesto) piensan que Huancavelica es una Diócesis del Opus Dei. Carlos, como hermano y sucesor, quiero que conozcas la verdad, desde el primer día”, dijo Mons. Barrio en la Eucaristía a la que también asistió el Arzobispo de Huancayo, Cardenal Pedro Barreto, de quien Mons. Salcedo era Obispo Auxiliar.

Dirigiéndose al nuevo Obispo de Huancavelica, Mons. Barrio dijo: “Para que pises en terreno firme, ni el Opus Dei, ni el Prelado de dicha Prelatura, ni ningún director te dirá jamás lo que debes hacer, ni cómo hacerlo; ni tampoco te darán ninguna subvención económica, porque nunca lo ha hecho, ni lo hará . Podrás preguntárselo tú mismo a cualquiera y te dirán lo mismo”.

“¡Querido Mons. Carlos! No tengas miedo al Opus Dei, porque jamás se meterá para nada en el gobierno de la Diócesis”, aseguró el Prelado Emérito.

“No solo yo, todos los sacerdotes, sin excepción, te dirán lo mismo. A mí, jamás me dio un solo consejo de lo que yo tenía que hacer, o de cómo lo tenía que hacer. Los aciertos y errores, que yo haya tenido, son cosa exclusivamente mía”, agregó.

Mons. Barrio indicó que de los 50 sacerdotes de la Diócesis de Huancavelica, solo 10 pertenecen a la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz, que si bien comparte la espiritualidad de la Prelatura del Opus Dei, no pertenece a esta.

“Para que te hagas una idea más exacta: hay sacerdotes en esta diócesis que fueron miembros de esa sociedad, y cuando han querido se han salido de ella. Nunca se me ha ocurrido, ni quererlos menos, ni discriminarlos, ni tratarlos de otro modo”, continuó.

A la pregunta entonces, sobre ¿qué hace el Opus Dei en Huancavelica?, Mons. Barrio dijo que dirige y acompaña espiritualmente a los que libremente lo deseen, formarlos en la doctrina de los Papas y de la Iglesia, ayudarlos a querer a la Iglesia, al Papa y a los obispos, especialmente al de su Diócesis y a obedecerle. A quererse y ayudarse entre sí. Tú mismo lo podrás comprobar”.

El Obispo Emérito también agradeció a Dios por los 35 años que sirvió en Huancavelica, 15 como sacerdote y 20 como obispo, hasta los 78 que tiene ahora con los que se retira.

“Quiero dar gracias también al Opus Dei, porque sin él yo no hubiera venido a esta tierra y a esta misión. De él y en él he aprendido, a servir a la Iglesia como la Iglesia necesita y desea ser servida, como decía su fundador, San Josemaría”, dijo.

“Cuando el difunto Mons. Demetrio Molloy (que en paz descanse) fue buscando sacerdotes a España, que quisieran venir a Huancavelica por unos años, comprendí que esas palabras de servir a la Iglesia como desea y necesita ser servida, Dios me las decía a mí, y que debía ser generoso y desprendido, como San Josemaría decía. En esos años de pleno terrorismo nadie quería venir a Huancavelica de España”.

“Cuida los seminarios”

En sus palabras al nuevo Obispo, Mons. Barrio lo alentó a cuidar el seminario menor y el seminario mayor “que son la niña de nuestros ojos”. “Ambos seminarios han costado tanto tiempo, esfuerzos y trabajo. Hemos puesto ilusión en ellos porque pensamos que son los motores de todo trabajo pastoral”, agregó.

El Obispo Emérito resaltó que “en el seminario menor han recibido la educación básica, humana y religiosa centenares de profesionales, ahora repartidos por todo el suelo peruano, que días atrás de modo espontáneo han reconocido y agradecido la educación recibida en los momentos difíciles del terrorismo”.

“Lo mismo te digo del Seminario Mayor. De él han salido ya medio centenar de sacerdotes. Ellos mismos te podrán dar testimonio, con emoción y orgullo, que en la construcción del Seminario pusieron su trabajo en las tardes, después de las clases de la mañana, como un obrero más. Por eso ahora aman al Seminario como a su segundo hogar”, resaltó.

“Por eso te pido Mons. Carlos que cuides los seminarios. Nunca te arrepentirás de ello. De que ambos tengan una vida sana, depende que la Diócesis tenga vida cristiana, en el presente y en el futuro”.

Tras agradecer a las religiosas, a Cáritas, a las familias y a los fieles de la Diócesis, Mons. Barrio hizo votos para que “Santa María, Madre de todos los hijos de la Iglesia, nos ayude a ser nosotros mismos, a ser diferentes unos de otros, pero a ser hermanos. Esto es lo que hacen las buenas madres y ninguna mejor que santa María, a la que pedimos nos proteja”.

Etiquetas: Perú, Opus Dei, Huancayo, Huancavelica, Mons. Isidro Barrio