29 de septiembre de 2022 10:30 am | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 29 de septiembre de 2022 8:31 pm

Dictador Ortega ataca al Papa y dice que la Iglesia “es la dictadura perfecta”

Por Walter Sánchez Silva

Dictador Daniel Ortega. Crédito: Flickr Office of the President, Republic of China (Taiwan) | Government Website Open Information Announcement (CC BY 2.0)

Daniel Ortega, dictador de Nicaragua, atacó al Papa Francisco y dijo que la Iglesia Católica es “la dictadura perfecta”, durante un acto público el miércoles 28 de septiembre en Managua, capital del país.

En su intervención por los 43 años de la Policía Nacional, Ortega cuestionó: “¿Quién elige a los curas, a los obispos, al Papa, los cardenales, cuántos votos, quién se los da? Si van a ser democráticos que empiecen por elegir con los votos de los católicos al Papa, a los cardenales, a los obispos, con el voto de la población”.

“Que la población los elija y no todos impuestos, es una dictadura, la dictadura perfecta. Es una tiranía, la tiranía perfecta”, continuó.

Tras llamar “santo tirano” al Papa, el dictador de Nicaragua preguntó: “¿Con que autoridad me hablan de democracia? ¿Cuántos votos tuvo el obispo de parte de la población para ser nombrado obispo?”.

No es la primera vez que Ortega arremete contra la Iglesia Católica públicamente. En septiembre de 2021 insultó a los obispos católicos llamándolos “terroristas”, “demonios de sotana” y “sotanudos satánicos”.

En esa oportunidad, así como en el evento de ayer, el dictador acusó a los obispos de estar detrás de las protestas de 2018 y de promover un “golpe de estado” en su contra.

Los dichos de Ortega se dan casi dos semanas después de que el Papa Francisco dijo que hay diálogo con el gobierno de Nicaragua, aunque “ahora mismo hay problemas”.

La persecución de la dictadura de Nicaragua contra la Iglesia Católica

Lo dicho por Ortega se dio un día después de que la Parroquia Santa Lucía-Boaco, de la Diócesis de Granada, informó que “el Gobierno de Nicaragua, le negó el reingreso a su país a nuestro párroco, el padre Guillermo Blandón”.

El 11 de septiembre, el diario La Prensa informó que la oficina de Migración y Extranjería de Nicaragua impidió al P. Juan de Dios García, Vicario de la Parroquia Santo Cristo de las Colinas, su retorno al país luego de haber viajado a Estados Unidos.

El viernes 19 de agosto, la policía secuestró a Mons. Rolando Álvarez, Obispo de Matagalpa, y fue llevado a Managua, donde permanece en prisión domiciliaria.

Según explicaron medios locales, ya habría una acusación fiscal en su contra pero se desconocen los cargos.

El 15 de septiembre el Parlamento Europeo aprobó por 538 votos a favor y 16 en contra, una resolución en la que exige la inmediata liberación del obispo.

El día de la captura del Obispo Álvarez, también fueron detenidos otros sacerdotes y seminaristas que están en la cárcel de torturas El Chipote.

Ellos son el P. Ramiro Tijerino, P. José Luis Diaz, el P. Sadiel Eugarrios y el P. Raúl González; y los seminaristas Darvin Leyva y Melquín Sequeira; además del camarógrafo Sergio Cárdenas, todos de la Diócesis de Matagalpa.

Otro sacerdote que está en El Chipote es el P. Oscar Benavidez, de la Diócesis de Siuna.

La dictadura de Ortega ha expulsado de Nicaragua a las Misioneras de la Caridad, fundadas por la Madre Teresa de Calcuta, que fueron acogidas en Costa Rica; y las Religiosas de la Cruz del Sagrado Corazón de Jesús.

Etiquetas: Nicaragua, Papa Francisco, Iglesia en Nicaragua, Obispos de Nicaragua, dictadura, Daniel Ortega, Rosario Murillo