7 de setiembre de 2021 9:37 pm

Consagran nuevo santuario dedicado a la Virgen María en Bolivia

Por Giselle Vargas

Consagración Santuario de Schoenstatt en Bolivia. Crédito: Arquidiócesis de Santa Cruz.

El 4 de septiembre se consagró el “Santuario de la Virgen María, tres veces admirable de Schoenstatt” en la Arquidiócesis de Santa Cruz (Bolivia).

El altar del Santuario contiene una reliquia del Papa San Juan Pablo II, de Santa Nazaria Ignacia y de los beatos Miguel Tomaszek y Zbigniew Strzalkowski, sacerdotes polacos asesinados en Perú el 9 de agosto de 1991 por el grupo terrorista, de ideología marxista, Sendero Luminoso.

En la consagración de la iglesia participaron el Obispo Auxiliar de Santa Cruz, Mons. Estanislao Dowlaszewicz; el asesor del movimiento de Schoenstatt, P. Claudio Martínez; sacerdotes; miembros del movimiento de Bolivia, Chile y otros de Paraguay, Colombia, Perú, Costa Rica y Alemania a través de las redes sociales.

<iframe src="https://www.facebook.com/plugins/video.php?height=314&href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2FSchoenstattSantaCruz%2Fvideos%2F1034148350458308%2F&show_text=false&width=560&t=0" width="560" height="314" style="border:none;overflow:hidden" scrolling="no" frameborder="0" allowfullscreen="true" allow="autoplay; clipboard-write; encrypted-media; picture-in-picture; web-share" allowFullScreen="true"></iframe>

En su homilía el Arzobispo de Santa Cruz, Mons. Sergio Gualberti, expresó que “dedicar y consagrar una iglesia, templo o santuario significa que esa construcción pasa a ser propiedad de Dios, ‘la morada de Dios entre los hombres’”.

La dedicación del santuario implica ponerse “a disposición de María, seguir su ejemplo y ser su instrumento, llevando la vida nueva de Cristo a todo lugar, familia, trabajo y sociedad”.

“Para cumplir esa misión, hay que esforzarnos activamente para vivir la vocación cristiana a la santidad de la vida de cada día y estar disponibles para la construcción del Reino de Dios”, expresó el Arzobispo.

Mons. Gualberti aseguró que desde ese santuario, “la Madre de Dios, nos acompaña con sus gracias en el camino a la santidad. La gracia del refugio, de experimentar el amor y la acogida en el corazón de María”.

El Movimiento de Schöenstatt está presente en Bolivia desde 1974, cuando llegó a la ciudad de La Paz, donde hay un santuario que cumplirá 30 años en el 2022.

El santuario ubicado en Santa Cruz nace con el apoyo del matrimonio de Enzo Bagnoli y Ruty Suarez, quienes en los años 90 vivieron un momento de gran dolor.

Ellos acogieron ‘el llamado’ en la imagen de la Virgen de Schoenstatt para expandir la obra de Evangelización en esa zona.

Para vivir con especial atención esta consagración, el movimiento realizó una novena preparatoria el pasado 25 de agosto y concluyó el 2 de septiembre.

Etiquetas: Bolivia, movimientos eclesiales, Schoenstatt, Arquidiócesis de Santa Cruz, consagración de templo