5 de octubre de 2021 8:13 pm

Cardenal Turkson habla en HBO sobre Joe Biden y la Comunión

Cardenal Peter Turkson, Prefecto del Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral / Crédito: Daniel Ibañez - ACI Prensa

El prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano e Integral, Cardenal Peter Turkson, pareció rechazar las afirmaciones de que al presidente Joe Biden se le debería negar la Sagrada Comunión por su firme posición a favor del aborto, en declaraciones a un programa de noticias de HBO en Estados Unidos.

El programa “Axios” se emitió el domingo 3 de octubre y tocó muchos temas, incluida la vacunas contra el COVID-19, el conflicto de Afganistán, y los abusos sexuales del clero.

El presentador del programa, Mike Allen, habló del debate sobre si a los políticos a favor del aborto, como el presidente Joe Biden, se les debe negar la Sagrada Comunión. Allen citó a un obispo anónimo que dijo: “La Eucaristía está siendo utilizada como arma”.

“La Eucaristía no debe convertirse de ninguna manera en un arma”, dijo el Cardenal Turkson, que es originario de Ghana.

Allen preguntó: “¿Tiene alguna duda de que el presidente Biden es un católico de buena reputación? ¿Se le debe dar la Comunión?”

El Cardenal Turkson respondió: “Si dices que alguien no puede recibir la Comunión, básicamente estás juzgando que está en un estado de pecado”.

“Parece que no cree que eso debería suceder en el caso del presidente Biden”, dijo el entrevistador.

“No. Si un sacerdote que está distribuyendo la comunión ve, inesperadamente o de repente, a alguien que sabe que ha cometido un asesinato, se supone que debe proteger su dignidad y el respeto de esa persona”, dijo el Purpurado.

“¿Entonces es para casos extremos?”, preguntó el periodista.

“Sí. Para esos casos extremos, ¿de acuerdo?”, respondió el Cardenal Turkson.

Los debates sobre la recepción de la Sagrada Comunión por los supuestos “derechos proaborto” son algo únicos en el contexto político estadounidense, donde muchos políticos se presentan como católicos devotos, pero también apoyan el aborto legal. En otras partes del mundo, estos líderes políticos son mucho menos comunes.

El Canon 915 del Código de Derecho Canónico de la Iglesia establece que los católicos “los que están en entredicho después de la imposición o de la declaración de la pena, y los que obstinadamente persistan en un manifiesto pecado grave”.

El entonces Cardenal Joseph Ratzinger, en un memorando de 2004 a los obispos de Estados Unidos, en su papel como Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, dijo que los políticos católicos que están “haciendo campaña y votando constantemente por leyes permisivas sobre el aborto y la eutanasia”, se les considera que cooperan formalmente en el grave pecado del aborto, y de manera “manifiesta”.

En tales casos, dijo Ratzinger, el obispo de los funcionarios debe reunirse con ellos y amonestarlos, instruyéndoles que no pueden recibir la Comunión. 

Si los políticos persisten en su defensa del aborto, el ministro de Comunión “debe negarse a distribuirlo”, dijo.

Los obispos de Estados Unidos votaron en junio para redactar una declaración formal sobre lo que significa la Eucaristía en la Iglesia. 

Han citado la falta de comprensión entre los católicos sobre la enseñanza de la Iglesia y sobre la dignidad de recibir la Sagrada Comunión, y algunas discusiones sacaron a relucir el tema de los políticos católicos a favor del aborto.

En junio, el congresista estadounidense Ted Lieu desafió en Twitter a los obispos de los Estados Unidos a negarle la Sagrada Comunión por su apoyo a la anticoncepción, el aborto legal y el matrimonio entre personas del mismo sexo. 

El Partido Demócrata se ha vuelto fuertemente a favor del aborto en las últimas décadas y las tensiones han aumentado a medida que una Corte Suprema dominada por los republicanos parece estar lista para cambiar el precedente que permite el aborto legal en todo el país.

Desarrollo global y vacunas

Otros comentarios del Cardenal Turkson se refirieron a la falta de acción en los esfuerzos de desarrollo global y las vacunas contra el COVID-19.

“Hablamos más que nosotros. Hablamos mucho y hacemos muy poco”, le dijo a Axios en HBO.

“Algún presidente, algún jefe de estado, dice: ‘Cuando vuelva, todos los parlamentarios de mi país usarán un automóvil eléctrico’. No ha sucedido”, añadió.

La Iglesia trata de llevar a la gente a la acción a través de “llamamientos y aliento”, dijo, y agregó que “vamos a tratar de llevar el grito de los pobres y el grito de la tierra allí”.

Sobre la cuestión de la distribución de vacunas, el Cardenal Turkson señaló que Biden está tratando de cumplir sus promesas de vacunar a suficientes estadounidenses. Reuniones mundiales como las conferencias del G7 y del G20 fueron testigos de “muchas promesas” sobre cuántas dosis de vacunas estarían disponibles para África y otros países.

Si bien estuvo de acuerdo en que los países ricos pueden y deben hacer más, dijo: “Básicamente, me gustaría alentar a los jefes de estado y líderes de África a explorar también las terapias tradicionales para esto”.

“Si los jefes de estado locales promovieran la medicación a base de hierbas locales, nuestra dependencia no sería del 100% de las vacunas”, dijo, y agregó, “tenemos que diversificar nuestras terapias”.

Cuando el periodista le preguntó al Cardenal Turkson si dudaba de que, para la mayoría de la gente, vacunarse fuera “sabio y útil”, el Purpurado respondió: “No, por supuesto”.

Allen se refirió a la enseñanza católica sobre la ordenación de mujeres como una cuestión de derechos. El Cardenal Turkson le dijo a Allen que nunca tuvo una “lucha personal” con la doctrina en este punto. “¿Es una cuestión de derechos? Ni siquiera los hombres ordenados lo consideran un derecho”, dijo el Purpurado.

Abusos sexuales y racismo

Sobre el tema de los abusos sexuales, el Cardenal dijo que todos los jóvenes que ingresan a seminarios y conventos son “productos de una sociedad”.

“No culpo a la sociedad por el crimen”, dijo, y agregó que no es necesario ignorar “los factores que influyen en la vida de las personas que llegan a convertirse en sacerdotes”.

“Vienen de ciertos orígenes y no sabemos qué los ha contaminado de esos antecedentes”, dijo. Algunos podrían ser también víctimas de abuso.

Abogó por los esfuerzos para garantizar que el carácter de los posibles sacerdotes se desarrolle y conozca por completo antes de ser ordenados.

El Cardenal Turkson también habló sobre el racismo y dijo: “Ciertamente, la Iglesia puede hacer más. Hubo un tiempo en que las instituciones de la Iglesia poseían esclavos porque era lo que ocurría en aquellos tiempos, por así decirlo”.

Dijo que también debe haber un llamado a “no repetir los errores del pasado”.

Afganistán

En la entrevista, el Cardenal también se refirió a comentarios sobre el conflicto de Afganistán, en los que había dicho que no se tenían en cuenta todas las eventualidades. Dijo que Estados Unidos entró al país con "venganza" y una "postura de guerra" para atrapar al "culpable".

"Si Estados Unidos hubiera entrado primero, ni siquiera con una postura militante, sino para hablar, ahora estaríamos viviendo con una situación completamente diferente", dijo el Cardenal Turkson.

“Reconozco la complejidad de la situación. Pero esto se convierte en una lección para la diplomacia internacional”, dijo, alentando más esfuerzos para hablar y buscar la reconciliación.

 Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: Eucaristía, Comunión, Cardenal Peter Turkson, Joe Biden, Cardenal Turkson