3 de octubre de 2022 12:40 pm

Cardenal da enérgica respuesta al ataque del dictador Ortega contra la Iglesia

Por Walter Sánchez Silva

Dictador Daniel Ortega. Crédito: Flickr Cancillería de Ecuador (CC BY-SA 2.0)

El Cardenal Álvaro Ramazzini, Obispo de Huehuetenango (Guatemala), respondió enérgicamente al dictador de Nicaragua, Daniel Ortega, quien hace unos días atacó al Papa Francisco y dijo que la Iglesia Católica es “la dictadura perfecta”.

“Es cierto, la Iglesia Católica no es una democracia, pero tiene un espíritu de participación y de comunión que hace posible que todos los que somos Iglesia, desde el Papa hasta los fieles laicos, podamos vivir en paz y en armonía”, dijo el Purpurado en un video publicado por el Celam el 1 de octubre.

“Señor presidente Daniel Ortega, si usted es católico, lo que yo como obispo esperaría de usted que tenga respeto a la Iglesia Católica y el ordenamiento propio que dirige esta institución fundada por nuestro Señor Jesucristo”, agregó el Cardenal.

El 28 de septiembre, en el marco de la celebración de los 43 años de la Policía Nacional, Ortega dijo sobre la Iglesia Católica que “si van a ser democráticos que empiecen por elegir con los votos de los católicos al Papa, a los cardenales, a los obispos, con el voto de la población”.

“Que la población los elija y no todos impuestos, es una dictadura, la dictadura perfecta. Es una tiranía, la tiranía perfecta”, continuó.

Tras llamar “santo tirano” al Papa, el dictador de Nicaragua preguntó: “¿Con qué autoridad me hablan de democracia?”.

El Cardenal Ramazzini dijo que si el dictador Ortega no respeta a la Iglesia, entonces “dudo muchísimo de que usted realmente sea una persona católica”.

“No se trata de decir ‘yo soy católico y hago lo que me da la gana. Yo soy católico, presidente católico y por eso meto en la cárcel a un obispo, acusándolo falsamente. Yo soy católico y persigo a la Iglesia de la que yo soy miembro’. Es un contrasentido”, continuó el Cardenal.

El Purpurado se refirió así al Obispo de Matagalpa, Mons. Rolando Álvarez, secuestrado por la dictadura desde el viernes 19 de agosto, ahora en prisión domiciliaria en Managua.

Como parte de la persecución que Ortega ha emprendido contra la Iglesia, ese día la policía también secuestró a varios sacerdotes que ahora están en la cárcel de torturas El Chipote.

El Cardenal Ramazzini resaltó asimismo que “es propio de los dictadores el querer fundamentar actitudes y acciones dictatoriales para poder así convencerse a ellos mismos”.

“Espero que estas afirmaciones puedan ayudar a clarificar las ideas, porque no hay peor cosa que decir medias verdades, porque eso hace que las medias mentiras aparezcan como mentiras totales”, concluyó.

Etiquetas: Nicaragua, Obispos de Nicaragua, dictadura, Daniel Ortega, Rolando Álvarez, Rosario Murillo, Cardenal Ramazzini