21 de octubre de 2022 4:45 am | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 21 de octubre de 2022 11:53 am

Beatificación de 12 mártires españoles: No somos fascistas, somos redentoristas

Por Nicolás de Cárdenas

Cartel oficial de la beatificación de 12 mártires redentoristas en Madrid. Crédito: Congregación del Santísimo Redentor

Este sábado se celebra la ceremonia de beatificación de 12 religiosos redentoristas asesinados por odio a la fe en España. Algunos de ellos, detenidos al grito de “¡fascistas!”, respondieron: “No somos fascistas, somos religiosos redentoristas”. 

Los doce religiosos misioneros -sacerdotes y religiosos- pertenecían a las dos comunidades que la Congregación del Santísimo Redentor tenía en la capital de España en julio de 1936, cuando estalla la Guerra Civil.

Durante el primer tercio del siglo XX, la Iglesia en España sufrió una persecución religiosa sólo comparable a la sufrida por las primeras comunidades cristianas en Roma, a manos de socialistas, comunistas y anarquistas.

El vicepostulador de la causa de beatificación, el P. Antonio Manuel Quesada CSsR, ha definido a estos mártires como “12 personas frágiles que se identificaron con Jesús Salvador de tal manera que éste les dio el premio de identificarse incluso con su misma muerte”.

Así, “llenos de Espíritu Santo perseveraron en su vocación misionera hasta hacer entrega de su propia vida mirando de frente y no dejándose llevar del miedo a la muerte”, añade el P. Quesada. 

Los religiosos redentoristas, además de prometer pobreza, castidad y obediencia, tienen un voto de perseverancia. Los 12 nuevos beatos  lo vivieron “siendo fieles a su fe y vocación, anunciando la salvación y la misericordia de Dios en medio de la guerra y la persecución”, añade el presbítero. 

Y lo hicieron “derramando su sangre como expresión de entrega generosa, amor a Dios y perdón y reconciliación para todos”. 

El P. Quesada considera que, a la gracia de “morir como misioneros redentoristas siendo buena noticia de salvación”, de forma coherente con su voto de perseverancia, Dios les concedió también “morir como Jesús, dando la vida en testimonio de amor, perdonando y siendo testigo de la reconciliación”. 

No en vano, algunos de ellos abrazaron y bendijeron a sus asesinos y ofrecieron su vida por el reencuentro de los españoles, rotos por la guerra: “Ofrezco mi vida por mis hermanos de España, por toda la congregación y por la desdicha de España”, exclamó antes de morir el P. Vicente Renuncio.

La ceremonia que tendrá lugar en la Catedral de Santa María la Real de la Almudena, estará presidida por el Cardenal Marcello Semenaro, prefecto del Dicasterio para las Causas de los Santos, acompañado por el Arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro; el superior general de los redentoristas, P. Rogerio Gomes, CSsR; y el superior de madrid, P. Francisco Javier Caballero CSsR.

Etiquetas: Guerra Civil Española, Mártires, Iglesia en España, martirio, mártires españoles, odio a la fe, persecución religiosa, misioneros redentoristas