25 de noviembre de 2022 6:30 pm

Autoridad vaticana: Propuesta del Camino Sinodal alemán suscita escándalo y confusión

Por Walter Sánchez Silva

Cardenal Marc Ouellet. Crédito: Eduardo Berdejo / ACI Prensa

El Cardenal Marc Ouellet, prefecto del Dicasterio de los Obispos en el Vaticano, advirtió que la propuesta del Camino Sinodal de la Iglesia en Alemania hiere a la Iglesia, causa escándalo y siembra duda y confusión.

Con una ponencia titulada “Volver al espíritu de los Hechos de los Apóstoles”, el Cardenal se dirigió a los obispos de Alemania el 18 de noviembre, en el marco de su visita ad limina en el Vaticano.

En el texto publicado el 24 de noviembre en el diario del Vaticano, el Cardenal Ouellet afirmó que las propuestas del polémico Camino Sinodal “suscitan graves dificultades desde el punto de vista antropológico, pastoral y eclesiológico”.

Tras señalar que más de uno ha advertido sobre un “cisma latente” en el Camino Sinodal, el Purpurado alertó que estas parecen surgidas “de la fortísima presión cultural y mediática”.

El Camino Sinodal es un controvertido proceso de varios años que comenzó en diciembre de 2019.

En él participan obispos y laicos para tratar temas como el ejercicio del “poder”, la moral sexual, el sacerdocio y el papel de las mujeres en la Iglesia, temas sobre el que han expresado, públicamente y varias veces, posturas contrarias a la doctrina católica.

Estas posturas han suscitado diversas acusaciones de herejía y temores de cisma.

El Cardenal dijo a los obispos de Alemania que “sorprende que la agenda de un grupo limitado de teólogos de hace algunas décadas, sea ahora la propuesta mayoritaria del episcopado alemán”.

Este grupo, lamentó el Purpurado, promueve la “abolición del celibato, ordenación de viri probati (N.d.R: varones justos casados) acceso de la mujer al ministerio ordenado, revaloración moral de la homosexualidad, limitación estructural y funcional del poder jerárquico, consideración de la sexualidad inspirada en la teoría del género, cambios importantes propuestos en el Catecismo de la Iglesia Católica, etc.”.

El Cardenal Ouellet dijo que “al valorar el conjunto de las propuestas, tenemos la impresión de encontrarnos no solo ante una interpretación más amplia de la disciplina o la moral católica, sino ante un cambio fundamental que suscita serias preocupaciones”.

Duda, confusión y escándalo

El Purpurado refirió asimismo que las propuestas del Camino Sinodal, que también incluyen la bendición de parejas gay pese a la prohibición explícita del Vaticano, “hieren la comunión eclesial porque siembra duda y confusión en el pueblo de Dios”.

“Recibimos todos los días testimonios espontáneos que lamentan el escándalo  causado a los pequeños por esta propuesta inesperada en ruptura con la Tradición católica”, lamentó el prefecto del Dicasterio de los Obispos.

Tras recordar que todo obispo debe estar cum et sub Petro, es decir con el Papa y bajo su autoridad, el Cardenal lamentó que los obispos germanos no hayan aceptado la carta del Papa Francisco de 2019 como una “guía para el método sinodal” sino solo como una “referencia espiritual”, por lo que “ahora se ven las consecuencias”.

El 29 de junio de 2019 el Papa Francisco envió una carta a la Iglesia Católica en Alemania, en la que asegura que comparte su preocupación respecto al futuro, alerta sobre el “decaimiento de la fe” y anima a no asumir la situación actual con “pasividad o resignación”, y también exhorta a intensificar “la oración, la penitencia y la adoración”.

En su ponencia, el Cardenal dijo también a los obispos alemanes que “sorprende la actitud asumida ante la decisión definitiva de San Juan Pablo II sobre la imposibilidad para la Iglesia Católica de proceder con la ordenación sacerdotal de mujeres”, establecida en 1994 en la carta apostólica Ordinatio Sacerdotalis.

En ese texto, el Papa Santo declaró que “la Iglesia no tiene en modo alguno la facultad de conferir la ordenación sacerdotal a las mujeres, y que este dictamen debe ser considerado como definitivo por todos los fieles de la Iglesia”.

Moratoria del Camino Sinodal

El Cardenal dijo a los obispos alemanes en el Vaticano que debido a las tensiones y las circunstancias actuales, “nos parece necesaria una moratoria sobre las propuestas presentadas y una revisión sustancial a continuación, a la luz de los resultados del Sínodo romano” sobre la Sinodalidad, cuya fase final se realizará en 2023 y 2024 en Roma.

“El motivo fundamental de esta moratoria es la preocupación por la unidad de la Iglesia, sostenida en la unidad de los obispos en comunión con Pedro”, resaltó el prefecto del Dicasterio de los Obispos.

“Apoyar esta propuesta controvertida de un episcopado en dificultad generaría más dudas y confusión en el pueblo de Dios”, aseguró.

Etiquetas: Vaticano, Iglesia en Alemania, Cardenal Ouellet, Camino sinodal, Sínodo de la Sinodalidad, Camino Sinodal Alemán