2 de marzo de 2022 5:41 pm

Arzobispo Emérito alerta sobre la necesidad de misionar Argentina

Por Giselle Vargas

Imagen referencial. Crédito: Sophia Sideri, Unsplash.

El Arzobispo Emérito de La Plata (Argentina), Mons. Héctor Aguer, alertó sobre la urgencia de misionar Argentina ante las crecientes “carencias religiosas” y “el constante retroceso” de la Iglesia en ella.

Mons. Aguer hizo esta reflexión luego de conocer sobre la misión a la Amazonía del Perú organizada por la Comisión Episcopal de Misiones de Argentina y las Obras Misionales Pontificias.

“Rezo para que esa misión en la Amazonía peruana alcance los resultados que se han propuesto sus organizadores. Y a estos les sugiero que, cuando regrese aquel contingente, se decidan a intentar una misión en Argentina. Pero, claro está, antes deberán advertir la inmensa falta que hace”, expresó Mons. Aguer.

En ese sentido, el Arzobispo Emérito explicó que al conocer la noticia le “invadió la perplejidad”, ya que “no es posible ocultar las carencias religiosas de nuestro país, y el constante retroceso de la Iglesia en él”.

“Ya no solamente debemos lamentar la secularización de la cultura y la descristianización de la sociedad, que tienen raíces históricas, por obra del laicismo y la masonería”, expresó.

“Creo que no exagero si digo que la religión católica, en lo que tiene de más esencialmente elemental, se encuentra en plena retirada. Más concretamente: muchas iglesias despobladas, seminarios semivacíos, casas religiosas diezmadas por la ausencia de vocaciones, disminución del número de casamientos, y bautismos, y otras situaciones penosas”, describió.

“El Gran Buenos Aires es nuestra Amazonía. Los grupos evangélicos van ocupando los lugares que la Iglesia abandona por falta de recursos, humanos, y supongo que también económicos. La Patagonia es tierra de nadie”, sostuvo el también académico honorario de la Pontificia Academia de Santo Tomás de Aquino (Roma).

De otro lado, “la acción social, que debería inspirarse en la Doctrina Social de la Iglesia, se limita a algunos campos de sostenimiento de los más pobres, pero no aspira al cambio que es urgente instrumentar: liberar a la democracia del electoralismo, que la esclaviza al medro de la casta política”.

De esa forma, lamentó que “los ‘nuevos paradigmas’, adoptados como deseables en los centros oficiales de la vida católica, responden incautamente a los postulados del nuevo orden mundial, sostenidos por el imperialismo internacional del dinero”.

Según el académico de número de la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas, la situación actual del catolicismo en Argentina se explica por “el moralismo que encierra la difusión de la fe, y el entusiasmo pastoral, en el ámbito kantiano de la razón práctica”.

Entonces, “la Palabra de la fe ya no resuena con el vigor que impulsa a la conversión. La dimensión profética de la misión eclesial, resulta obturada, rebajada. Ante la pandemia, por ejemplo, solo se atina a recordar la ‘obligación moral’ de vacunarse; no la de convertirse mediante la oración y el ayuno para que, como en tantas ocasiones se muestra en la Escritura, el Señor intervenga y detenga la mano del exterminador”.

“La fe está primero. Sin ella, los arbitrios morales no serán verdaderamente cristianos”, recordó Mons. Aguer.

Etiquetas: Argentina, Mons. Héctor Aguer, Religión, Secularismo, Iglesia en Argentina, Misión, nuevo orden mundial