5 de octubre de 2021 2:41 pm

Anuncian fecha de beatificación de laica pionera del sostenimiento a misioneros del mundo

Por Walter Sánchez Silva

Pauline Jaricot. Crédito: http://paulinejaricot.opm-france.org/

El Secretario General de las Obras Misionales Pontificias (OMP) en Francia, Gaëtan Boucharlat de Chazotte, anunció la fecha de beatificación de la laica Pauline Jaricot, iniciadora de la Obra de la Propagación de la Fe, una de las Obras Misionales Pontificias (OMP) conocida por el domingo dedicado a las Misiones (DOMUND).

Según informa la agencia vaticana Fides, Pauline Jaricot será beatificada en Lyon (Francia) el 22 de mayo de 2022, en el bicentenario de la fundación de la Obra Pontificia de la Propagación de la Fe (POPF), que luego se convertiría en la OMP.

La Misa de beatificación, dijo Gaëtan Boucharlat de Chazotte a Fides, será presidida por el prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, Cardenal Luis Antonio Tagle.

El 27 de mayo de 2020 el Papa Francisco aprobó el decreto que reconoció el milagro obrado por intercesión de Pauline, la curación inexplicable científicamente, de una niña de tres años en 2012, cuando se cumplieron 150 años del nacimiento de la futura beata.

Pauline Jaricot nació en Francia el 22 de julio de 1799 en una familia de ricos industriales y fue educada cristianamente.

Tras varios acontecimientos personales y escuchar una predicación en la cuaresma de 1816, sufrió una transformación interior que cambiaría su vida, decidiendo abandonar sus joyas, vestirse como las obreras de Lyon por solidaridad con su pobreza, y servir a los pobres.

Siendo laica, hizo además un voto privado de castidad aunque no llegó a ser religiosa.

Movida también por el deseo de ayudar a su hermano Fileas, seminarista que se preparaba para ser misionero en China, decide dedicarse a las misiones, informando de las necesidades de los misioneros y buscando su sostenimiento.

Se empeñó en la tarea de formar grupos de diez en diez personas, que se comprometían a rezar por las misiones, y a dar un pequeño donativo.

Esta iniciativa, que comenzó con mujeres obreras, pronto se fue extendiendo entre gente humilde por toda Francia. Así, en 1822 nació oficialmente la Obra de la Propagación de la Fe, que pronto llegó a otros países.

En 1835 enfermó pero fue a Roma donde se encontró con el Papa Gregorio XVI, quien la animó a trabajar por la evangelización y la vida de oración.

En 1845 y durante la revuelta de los artesanos, sabiendo que se debía mejorar las condiciones de trabajo por ser esta una condición necesaria para la evangelización, puso toda su fortuna y recaudó fondos para establecer una fábrica modelo. Lamentablemente fue estafada y la planta quebró.

Pauline, explica el sitio web dedicado a su causa, “acaba con su vida arruinada, desacreditada. Está buscando dinero en toda Francia para poder reembolsar a las personas que habían apoyado su proyecto. Murió en total indigencia el 9 de enero de 1862”.

En 1922, un siglo después de su fundación, la obra de Propagación de la Fe inspirada por Pauline fue elevada por el Papa Pío XI al rango de obra pontificia con sede en Roma.

En 1926, el mismo Papa rindió homenaje al genio misionero de Pauline y abrió su causa de beatificación. Ese año se celebró por primera vez el Domingo Universal de las Misiones, que se celebra el penúltimo domingo de octubre.

El genio espiritual de Pauline Jaricot fue más allá de la fundación de la Obra Misional de la Propagación de la Fe.

Ella sabía que la oración es el fundamento de la misión de la Iglesia y estaba decidida a hacer que el rezo del Rosario se conociera y se practicara por el mayor número de personas posibles para sostener la evangelización en los territorios de misión.

En 1826, alentada por el éxito en la organización de la Obra Misional a través de la creación de pequeños grupos, Pauline utilizó el mismo criterio para iniciar y organizar el Rosario Viviente, una iniciativa que también se extendió por todo el mundo.

Etiquetas: Francia, Obras Misionales Pontificias, OMP, beatificación, DOMUND, laica, Domingo Mundial de las Misiones, Pauline Jaricot