3 de diciembre de 2021 1:20 pm

7 ideas para interceder por las almas del Purgatorio durante todo el año

Almas del Purgatorio. Créditos: Fr James Bradley (CC BY 2.0)

El ex decano de la Escuela de Teología de la Universidad de Seton Hall (Estados Unidos), John Grondelski, enumeró una lista de actividades que los fieles pueden realizar para ayudar a las almas del purgatorio todo el año y no solamente en el mes de noviembre.

En un artículo publicado en el National Catholic Register, Grondelski recordó que la Iglesia dedica particularmente el mes de noviembre a orar por las almas del purgatorio y resaltó que a fines de año, los “temas escatológicos (muerte, juicio, cielo, infierno, vigilancia) pasan a primer plano en las lecturas bíblicas de la Iglesia”.

Pero, esta devoción debería mantenerse a través del año, por ello, el ex decano señaló 7 sugerencias para recordar a las almas del purgatorio luego de finalizar noviembre.

1. Orar por los muertos

Grondelski animó a los fieles a agregar alguna oración por las personas que han partido en su oración diaria y alentó a enseñar a los hijos a rezar por las almas de los fallecidos.

Además, instó a rezar el Rosario o la Coronilla de la Divina Misericordia por los difuntos.

2. Ofrecer Misas

“No hay mejor oración que podamos hacer por los muertos que la Santa Misa. ¿Cuándo fue la última vez que organizó una Misa para alguien? ¿Padres? ¿Abuelos? ¿Parientes?”, preguntó.

El ex decano aconsejó participar de Misa “al menos un día laborable cada semana y ofrézcala por los difuntos”.

“Si trabaja, muchas iglesias celebran Misas a la hora del almuerzo, algunas incluso por la noche. ¿Estás demasiado ocupado el sábado por la mañana?”, indicó.

3. Ir a un cementerio

Grondelski indicó que los cementerios católicos “también son lugares religiosos, son parte de la Iglesia” y recordó que incluso se conceden indulgencias plenarias en noviembre bajo “las condiciones habituales (confesión, comunión, oración por el Papa) para quienes visitan un cementerio”.

“Visitar un cementerio es una excelente oportunidad para ayudar a los fieles fallecidos durante todo el año. ¿Cuándo fue la última vez que visitó las tumbas de sus familiares?”, agregó.

4. Meditar sobre la muerte

“¡La espiritualidad católica nos ha instado durante mucho tiempo al Memento Mori! (Recuerda que morirás). Es el momento decisivo de tu vida. Los autores católicos han abordado este tema durante mucho tiempo”, recordó.

El autor animó a leer literatura católica sobre este tema como “Consoling Thoughts on Sickness and Death” (Pensamientos consoladores sobre la enfermedad y la muerte) de San Francisco de Sales o “Preparación para la muerte” de San Alfonso María de Ligorio.

5. Hacer un testamento

Grondelski señaló que un testamento muestra cómo se distribuirá las cosas que se deja en el mundo luego de la muerte, y resaltó que es una oportunidad “para hacer una declaración de fe”, por ejemplo, indicar que “dará limosna para otros o pedir la celebración de Misas para uno mismo después de la muerte”.

 6. Visitar a personas que han perdido a alguien cercano

“Todos pensamos en los que quedan cuando alguien muere. Pero nunca nos sentimos cómodos hablando con ellos. A medida que pasa el tiempo, también nos olvidamos de ellos”, señaló el autor.

El ex decano indicó que, en esta pandemia de COVID-19, es probable que “conozcas a alguien que ha estado en duelo”, por lo que, animó a dar una llamada, llevarlos a cenar, y remarcó que, si es un niño, este acto puede lograr llenar “algo del vacío” que dejaron los padres.

Grondelski animó a llevar “al niño a algún lugar, pase algo de tiempo con él o tal vez haga algo tan simple como arreglar un juguete o realizar una actividad que el niño solía hacer con el padre perdido”.

“¿No sabes qué decir? Qué tal simplemente estar allí y, si todavía está buscando palabras, un ‘Ave María’ estará bien”, agregó.

7. Asistir a un velorio

“Es el momento de ‘presentar respetos’, consolar a los afligidos, pero, especialmente, de orar por los muertos. ¿Viene normalmente su párroco a un velorio? Si no, invítalo. Si todavía no lo hace, aún puede dirigir el Rosario o la Coronilla de la Divina Misericordia”, concluyó.

Etiquetas: Oración, purgatorio, listas, Almas del Purgatorio