Pan blanco para el ayuno

Estamos invitados a hacer ayuno y abstenernos durante la Cuaresma como penitencia y sacrificio. Ayuno significa comer una comida sencilla al día, y abstenerse generalmente se refiere a evitar las carnes en la comida. Algunos monjes recomiendan para el ayuno comer solo pan y agua todos los miércoles y viernes durante los 365 días del año.

El ayuno de pan y agua presenta un desafío muy grande para la vida familiar. Algunos miembros de la familia como los niños, las embarazadas o personas enfermas, parientes en edad senil no deben hacer ayuno. En todo caso, se podría hacer una comida especialmente preparada para ellos, que simbolice de alguna manera su ayuno.

Pan blanco hecho en casa o sopa de casa satisface, por ejemplo, estos requerimientos. Muchas familias han extendido la definición de agua asumiéndola como sopa. Los miembros que no están ayunando comen sopa y pan todo el día; los miembros que si ayunan comen sopa y pan una vez al día.

El pan hecho en casa es mucho mejor que aquel que se compran en la panadería. Y es verdaderamente fácil hacerlo, a pesar de que las mamás de familia puedan tener una apretada agenda, poco presupuesto o limitaciones físicas. Un horno es innecesario para cierto tipos de pan. Incluso la levadura es opcional. Lo mínimo necesario para hacer un pan es harina, agua y una fuente de calor. El pan pita o el pan casero son simplemente tipos de panes hechos en una fuente caliente sin levadura. Azúcar, huevos, fruta, nueces, levadura, y otro tipo de saborizantes, leche son simplemente ingredientes adicionales que uno puede agregarle a la receta básica del pan.

Manos a la obra: Pan blanco

Esta receta puede parecer larga, pero en la práctica es extremadamente simple. Les doy las instrucciones con algunas precisiones de manera que cada paso sea claro. Los ingredientes aquí dados harán dos hogazas de pan.

Ingredientes

Una cucharada de levadura seca
2 tazas de agua tibia
2 cucharadas de sal
5 a 6 tazas de harina

Recursos de Semana Santa:

Comentarios