Cargando...

Compartiendo la alegría


 

¡Madre mía! ¡Qué feliz estoy!
Quiero hoy contigo compartir
la alegría que tan intensamente vivo.

Deseo también pedirte
que me ayudes
a participar a otros
el alborozo que me embarga,
pues estoy firmemente convencido
que la alegría,
así como el amor,
son realidades que se difunden
por el testimonio
y por la comunicación.
Amén.

 

Comentarios

El Papa Francisco en Egipto
El vlog de Giuliana
Fe y ciencia
Sacramentos.FE
Consultorio Familia y Vida

Síguenos:

Libros del padre José Antonio Fortea
ACI Prensa en Snapchat