me(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','https://www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-526318-1', 'auto'); ga('require', 'GTM-MKNZDXB'); mo el de Caná de Galilea. Roguemos al Señor.

- Para que Dios les dé hijos que sean siempre su gozo y corona. Roguemos al Señor.

- Para que tengan un amor perfecto y una paz y felicidad estables. Roguemos al Señor.

- Para que todos los que se preparan al Matrimonio tengan conciencia de las exigencias de la fidelidad y del amor. Roguemos al Señor.

- Para que todos los Matrimonios, en el amor mutuo y en la fidelidad constante, sean en nuestra sociedad fermento de paz y unidad. Roguemos al Señor.

3

- Por la Santa Iglesia de Dios: para que sea rica en frutos del Espíritu Santo, conserve siempre el gozo, la paz y el amor, y manifieste así al mundo la presencia de Cristo. Roguemos al Señor.

- Por todos los hogares de la tierra, por todos los esposos, los padres y los hijos, por los ancianos y los huérfanos, por las familias que no tienen hogar o carecen de los recursos necesarios, y por todos los esposos que viven separados. Roguemos al Señor.

- Por los nuevos esposos N. y N.: para que guarden inquebrantable la fidelidad que se han prometido ante el altar. Roguemos al Señor.

- Por los nuevos esposos: para que Dios bendiga su amor con el brote de nuevas vidas que los alegren y los apoyen en su ancianidad. Roguemos al Señor.

- Por todos los Matrimonios: para que, en el amor mutuo y en la fidelidad constante, sean en nuestra sociedad fermento de paz y unidad. Roguemos al Señor.

- Por los presentes, y especialmente por los familiares y amigos de estos nuevos esposos: para que participemos aquí en su felicidad y seamos admitidos con ellos a la dicha eterna. Roguemos al Señor.

4

- Por la Santa Iglesia: para que difunda en todas las familias el fermento del Evangelio. Roguemos al Señor.

- Por todas las naciones y sus habitantes: para que la paz de Cristo se extienda a toda la familia humana, y los gobernantes sepan subordinar los intereses particulares al bienestar de todos. Roguemos al Señor.

- Por cuantos carecen de alimentos, de justicia o de amor; por cuantos padecen a causa de las discordias familiares: para que el Señor sea su fuerza en la tribulación. Roguemos al Señor.

- Para que la unión de estos esposos sea ante los hombres un signo vivo del amor de Cristo hacia su Iglesia. Roguemos al Señor.

- Para que su amor se vea enriquecido con una descendencia feliz. Roguemos al Señor.

- Para que todos los Matrimonios, en el amor mutuo y en la fidelidad constante, sean en nuestra sociedad fermento de paz y unidad. Roguemos al Señor.

Comentarios

Síguenos:

El blog de Mons. José Gómez

Tendencias:

Libros del padre José Antonio Fortea
Cara a cara con Alejandro Bermúdez