Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','https://www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-526318-1', 'auto'); ga('require', 'GTM-MKNZDXB'); quot;

El lenguaje en la Filosofía del Género

He aquí una parte interesante,aunque un poco compleja (como todo lo referido a esta forma de pensar).

Según el género ,

"en el lenguaje sexista se evidencia la posición de inferioridad o subordinación de la mujer o a traves de mismo se la invisibiliza"

La pregunta que me hago (y les hago porque no encuentro respuesta) es, una vez que separemos los conceptos de masculinos y femeninos, puesto que la idea es asexuar todo ¿cómo expresaremos (por ejemplo) a nuestros jóvenes? Los jóvenes gays y los jovenes ¿hombres? O diremos los jóvenes homosexuales y los jóvenes heterosexuales y las jovenes lesbianas o las jóvenes heterosexuales y no olvidemos hablar del actual joven "hombre" que puede llegar a ser el futuro joven "ex hombre" actual transexual.

En fín, pido disculpas, pero este tema me confunde. Creo que nadie lo tiene claro. Parecen artilugios para decir lo indecible y para disimular (eufemismo) conductas aberrantes. Por eso cuando en la ilustración aquél punzante amigo nos decía:

"¿Cómo es posible que sea natural un vicio que destruiría al género humano si hubiera sido general y que constituye un atentado contra la naturaleza?"

No deja de asombrarme su claridad meridiana.

Con todo, la filosofía del género tiene claro que hay que cambiar el léxico si se desea cambiar la mentalidad.

"Los fonemas son en última instancia el fundamento de la cultura, de las cuales se desprende el léxico y la sintaxis y de la cuales a su vez depende nuestro conocimiento de la realidad, determinado por las palabras que utilizamos."

La Desigualdad entre hombre y mujer. Razones válidas entre mentiras.

Que debemos trabajar por una igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres, me resulta una proposición de perogrullo, que sin embargo debe ser conciencizada cada día en nuestras culturas predominantemente machistas. Si bien, no deja de ser cierto, que la conducta machista es fruto de una educación materna machista. O sea, los formadores de "machos" generalmente son las mujeres.

Sin embargo, la filosofía del género absorve múltiples variables a esta situación de desigualdad, proponiendo ir bastante mas lejos que en lo que a derechos y oportunidades, etc. se refiere.

El Genero propone: la igualdad. Pero ¿qué igualdad?

Veamos que nos dicen las entidades propulsoras de esta filosofía como por ejemplo el CLADEM( Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer): "género" no se refiere a los sexos masculino y femenino, sino que se refiere a una ideología que niega el fundamento natural de los roles tradicionales del hombre y la mujer y que alega que todos ellos, incluyendo el concepto mismo de la maternidad, son puras invenciones sociales sujetas a cambio. En este contexto, la sexualidad es reinterpretrada para que incluya como "normales" el homosexualismo, el bisexualismo, y el trasvestismo. Así en su "Declaración de los derechos humanos desde una perspectiva de género", presentada ante la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en el 50 Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, CLADEM incluye entre los "derechos sexuales y reproductivos", no solo el derecho a la "libertad en la orientación sexual", sino también "al aborto seguro y legal".

¿Podemos plantearnos seriamente la igualdad?

¿No es obvio que somos en esencia distintos?

¿No es claro que somos en nuestra "periferia de ser" y en nuestra "roca de ser "diferentes?

¿Se puede dudar de la "desigualdad" (bellísima desigualdad!) entre un hombre y una mujer?

Por lo visto NO !

Engels aporta su visión de las cosas:

"... la emancipación de la mujer y su igualdad con el hombre son y seguirán siendo imposibles mientras permanezca excluída del trabajo productivo social y confinada dentro del trabajo doméstico, que es un trabajo privado. La emancipación de la mujer no se hace posible sino cuando ésta puede participar en gran escala, en escala social, en la producción y el trabajo doméstico no le ocupa sino un tiempo insignificante. Esta condición sólo puede realizarse con la gran industria moderna, que no solamente permite el trabajo de la mujer en vasta escala, sino que hasta lo exige y tiende más y más a transformar el trabajo doméstico privado en una industria pública."

Adoro cocinar, pero eso no es un rol masculino ni femenino. Detesto cambiar un neumático, pero eso tampoco me identifica como hombre y mujer. ¿Cuál es la igualdad planteada? Una idea retorcida y antinatural (perdón, olvidé que lo natural para la filosofía del Género es una cosa tan cambiante como los días de otoño) que busca justificar lo injustificable.

El derrocamiento del derecho materno fue la gran derrota histórica del sexo femenino en todo el mundo. El hombre empuñó también las riendas en la casa; la mujer se vio degradada, convertida en la servidora, en la esclava de la lujuria del hombre, en un simple instrumento de reproducción. Esta baja condición de la mujer, que se manifiesta sobre todo entre los griegos de los tiempos heroicos, y más aún en los de los tiempos clásicos, ha sido gradualmente retocada, disimulada y, en ciertos sitios, hasta revestida de formas más suaves, pero no, ni mucho menos, abolida.

¿Será que la igualdad es el derecho a trabajar como una esclava en una fábrica 12 horas al día? Así se igualaría a muchos hombres, jóvenes y niños que lo hacen.¿Y eso está bien?

O tal vez ¿será que se desea que el hombre se embarace? Así las cosas serán bien parejas.

¡No olvidemos igualar la menstruación!

De paso nosotros, los hombres, podremos cederles, en base a la igualdad, nuestro cancer de próstata y nuestros factores de riesgos aumentados para el cancer de colon. (Por no incluir la disfunción erectil a riesgo de ser acusado frudianamente de fálico)

"La primera división del trabajo es la que se hizo entre el hombre y la mujer para la procreación de hijos".

Y hoy puedo añadir: el primer antagonismo de clases que apareció en la historia coincide con el desarrollo del antagonismo entre el hombre y la mujer en la monogamia; y la primera opresión de clases, con la del sexo femenino por el masculino.

Está clarito, pero ¿es real y deseable?. La filosofía del género dice que si dejamos de educar "sexistamente"podremos romper estos paradigmas.

Permítanme dudar.

"Por tanto, la monogamia no aparece de ninguna manera en la historia como una reconciliación entre el hombre y la mujer, y menos aún como la forma más elevada de matrimonio. Por el contrario, entra en escena bajo la forma del esclavizamiento de un sexo por el otro, como la proclamación de un conflicto entre los sexos, desconocido hasta entonces en la prehistoria"

Conclusión, el matrimonio para siempre, con un solo marido o esposa, ( que sean del sexo opuesto) y que críen hijos que les guste ser hombres e hijas que les guste ser mujeres: es la cosa mas anormal posible!

Debemos volver al parque jurásico donde nuestros primeros abuelitos, ademas de aprender a caminar, la tenían clara con respecto al matrimonio.

Conclusión con Acción

"Si en un porvenir lejano, la familia monogámica no llegase a satisfacer las exigencias de la sociedad, es imposible predecir de qué naturaleza sería la que le sucediese".

Muy bien, estoy de acuerdo con Engels! Mas...

¿Queridos amigos, Uds. creen que estamos lejos de todo esto.? Déjenme detallar lo que en la Conferencia de Beijing + 5 (perteneciente a la ONU) a mediados de este año proponía dentro de una clacificación de "Nuevos derechos humanos":

"El derecho de la libre opción sexual de las "cinco opciones normales": heterosexual, homosexual, bisexual, trasvestismo y lesbianismo"

De esto a plantear una nueva clase de familia que no sea la "monogámica" tal como lo vaticinaba Engels podríamos decir que: ya nos hemos adelantado.

La filosofía del género: mal intencionada unión de pensamientos nefastos y destructivos conceptos está hoy entre nosotros.

Tambien dependerá de nosotros el ignorarla, el combatirla

O el aceptarla.

Puesto que la filosofía del género dá paso a la ideología y a la doctrina del Género, creo que es momento que se tenga claro de lo que significa, para que el proceso destructivo sea menor. Y la reconstrucción más facil.

Propongo:

difundir lo que realmente significa

comunicar ideales y valores cristianos

fortalecer la institución de la familia

debilitar organismos nocivos para la misma

No cansarse de luchar, pues la lucha ya está ganada.

Propongo el ejemplo de presentar batalla, con humildad, amor y respeto, entendiendo que no hay seres humanos malos, sino malas ideas.

La verdad siempre triunfa. Por ello, me quedo con Voltaire, quien expresa:

"no creo que ninguna nación civilizada sea capaz de dictar leyes contrarias a las buenas costumbres".

Y es muy cierto. Aquellos que están adoptando esta filosofía e incorporándola a sus sociedades, van en camino opuesto a una sociedad civilizada.

Lo irónico, es que creen serlo.

 

Daniel Calcaterra Con agradecimiento por la autorización de Church Forum http://www.www.churchforum.org

Fuente: http://www.arbil.org/

Comentarios

Síguenos:

Libros del padre José Antonio Fortea

Tendencias:

Cara a cara con Alejandro Bermúdez
El blog de Mons. José Gómez