Castidad en el matrimonio?... Algunas verdades

Por la alianza o contrato matrimonial como nos dice el derecho canónico (can 1055) , muchos pensábamos que era la autorización divina, a todo lo que mis pasiones, pensamientos y deseos interpretaban de lo que era el Sacramento del Matrimonio instituido por el mismo Jesús (Mt 19, 4-6). A nosotros del Movimiento Castos Por Amor, siempre que vamos a dar un tema de castidad nos hacen la misma pregunta: Hay que ser casto en el matrimonio? Y no hay que sorprenderse! Este artículo no pretende dar una respuesta filosófica y teológica del asunto, pero revisemos juntos algunos textos del magisterio y documentos de la iglesia que hablan al respecto:

Catecismo, 1622 "En cuanto gesto sacramental de santificación, la celebración del matrimonio ...debe ser por sí misma válida, digna y fructuosa" (FC 67). Por tanto, conviene que los futuros esposos se dispongan a la celebración de su matrimonio recibiendo el sacramento de la penitencia.

Quiere decir que antes de casarme sacramentalmente en la iglesia por exhortación del catecismo , debo revisar mi vida, hacer examen de conciencia, procurar buscar una buena guía para este sacramento de amor y hacer un gesto de recta intención y confesarme, es decir reconciliarme con mi Señor.

Una vez ya casados nos hemos comprometido ante un testigo, para que sea valido (cf CCEO, can. 828) , Y he confesado públicamente que mi amor por mi cónyuge es para siempre en las buenas y en las malas, en la salud y la enfermedad y que le seria fiel toda la vida hasta que la muerte nos separe . (Liturgia del matrimonio, Consentimiento, Misal Romano) . Luego seguimos hacia la luna miel donde marido y mujer consuman el sacramento que iniciaron en el altar (canon 1061), (catecismo 1623).

Los casados inician una nueva vida juntos y en convivencia, se va desarrollando lo que es el propósito de su matrimonio. Veamos algunos documentos de la iglesia que habla de los propósitos del matrimonio:

Catecismo: 1638 "Del matrimonio válido se origina entre los cónyuges un vínculo perpetuo y exclusivo por su misma naturaleza; además, en el matrimonio cristiano los cónyuges son fortalecidos y quedan como consagrados por un sacramento peculiar para los deberes y la dignidad de su estado" (CIC, can. 1134).

Ahora no solo tengo derechos conyugales, sino que también tengo deberes que cumplir y que el mismo Señor capacita a cada uno para realizarlos. Además debo tomar en cuenta que esta sociedad bendecida entre el hombre y la mujer tiene otros fines más que ser una sola carne . Catecismo: 1641 "En su modo y estado de vida, (los cónyuges cristianos) tienen su carisma propio en el Pueblo de Dios" (LG 11). Esta gracia propia del sacramento del matrimonio está destinada a perfeccionar el amor de los cónyuges, a fortalecer su unidad indisoluble. Por medio de esta gracia "se ayudan mutuamente a santificarse con la vida matrimonial conyugal y en la acogida y educación de los hijos" (LG 11; cf LG 41).

Si ponemos atención a estas exhortaciones del catecismo y documento de Concilio Vaticano II, debería reflexionar que mi estado de vida nueva va mas allá que una cohabitación con una persona que amo sino, que es gracia santificante para ambos y que debo cooperar para que los dos lleguemos a la meta final que es la santidad a la que hemos sido llamado y creados (Ef. 1, 1-5) . Esto implica la salvación también. Además, de cooperar con Dios en la educación de mis hijos que son criaturas de El. Este manantial de gracias que fluye del Dador de vida esta en la promesa de Jesús de estar siempre con su iglesia (todo su pueblo). Catecismo 1642 Cristo es la fuente de esta gracia. "Pues de la misma manera que Dios en otro tiempo salió al encuentro de su pueblo por una alianza de amor y fidelidad, ahora el Salvador de los hombres y Esposo de la Iglesia , mediante el sacramento del matrimonio , sale al encuentro de los esposos cristianos" (GS 48,2). Permanece con ellos, les da la fuerza de seguirle tomando su cruz, de levantarse después de sus caídas, de perdonarse mutuamente, de llevar unos las cargas de los otros (Cf. GA 6,2), de estar "sometidos unos a otros en el temor de Cristo" (Ef 5,21) y de amarse con un amor sobrenatural, delicado y fecundo. En las alegrías de su amor y de su vida familiar les da, ya aquí, un gusto anticipado del banquete de las bodas del Cordero:

Ahora bien, entre tanto llega la prole y mi vida matrimonial se va santificando hasta el final, ¿que pasa con mi vida intima a la cual hemos sido bendecidos para cumplir sus propósitos y entre ellos, el disfrute del amor conyugal (Intimidad)?, que me dice la iglesia que no solo es mi Madre sino; mi Maestra! Catecismo 2360 La sexualidad está ordenada al amor conyugal del hombre y de la mujer. En el matrimonio , la intimidad corporal de los esposos viene a ser un signo y una garantía de comunión espiritual. Entre bautizados, los vínculos del matrimonio están santificados por el sacramento.

Que más dicen las enseñanzas católicas del tema:

Catecismo 2362 "Los actos con los que los esposos se unen íntima y castamente entre sí son honestos y dignos, y, realizados de modo verdaderamente humano, significan y fomentan la recíproca donación, con la que se enriquecen mutuamente con alegría y gratitud" (GS 49,2). La sexualidad es fuente de alegría y de placer. Catecismo 2363 Por la unión de los esposos se realiza el doble fin del matrimonio : el bien de los esposos y la transmisión de la vida. No se pueden separar estas dos significaciones o valores del matrimonio sin alterar la vida espiritual de la pareja ni comprometer los bienes del matrimonio y el porvenir de la familia.

Como debería conducirme si también tengo tendencias, deseos que proceden de mi humana naturaleza ? El Creador...estableció que en esta función (de generación) los esposos experimentasen un placer y una satisfacción del cuerpo y del espíritu. Por tanto, los esposos no hacen nada malo procurando este placer y gozando de él. Aceptan lo que el Creador les ha destinado. Sin embargo, los esposos deben saber mantenerse en los límites de una justa moderación (Pío XII, discurso 29 Oct.1951).

"cualquier uso del matrimonio, en el que maliciosamente quede el acto destituido de su propia natural virtud pro creativa, va contra la ley de Dios y contra la ley natural, y los que tal cometen se hacen culpables de un grave delito" Pío XI, Enc Casti Connubii, n. 21

L.G. Concilio Vaticano II, 47 . La salvación de la persona y de la sociedad humana y cristiana se halla estrechamente ligada con la felicidad misma de la comunidad conyugal y familiar . Por eso los cristianos, junto con todos cuantos tienen en gran estima a la misma comunidad, se alegran sinceramente de los varios recursos con que hoy los hombres progresan en favorecer la realidad de esta comunidad de amor y en la defensa de la vida; subsidios que tanto ayudan a los esposos y padres para cumplir su excelsa misión; y de los cuales esperan [los cristianos] cada vez mejores beneficios, y se afanan en promoverlos . Sin embargo, no en todas partes brilla con el mismo esplendor la dignidad de esta institución, porque aparece oscurecida por la poligamia, por la plaga del divorcio, por el llamado amor libre y otras deformaciones análogas; además, el amor conyugal se ve profanado frecuentemente por el egoísmo, el hedonismo y prácticas ilícitas contra la generación.


Revisemos de nueva vez lo expuesto: Primero, nos hemos casado por amor, después de una prudente preparación en el noviazgo. Ya descubrimos que mi boda ha sido mas que una linda ceremonia, recepción, fotos y la familia reunida sino; que es un sacramento instituido por el Señor y que es medio de santificación para los dos. He sido advertido que tengo propósitos, en los que debo cooperar con Dios, con mi actitud y proceder, que deberían ser aceptos al El que me creo por amor. Que conjugar el amor conyugal también tiene un parámetro, una ley, como todo lo que existe visible e invisible obedece a una ley ya física, ya espiritual. Además tenia ya por enterado, que antes y después de casarme también tenia un mandamiento divino de no cometer adulterio (6to mandamiento) y de no consentir pensamientos y deseos impuros (9no mandamiento) . Al cual Jesús nos enseño que si mirabas una mujer con deseos deshonestos ya habíamos cometido adulterio en el corazón (Mt 5, 28) , que es una bienaventuranza ser limpios y puros de corazón por veríamos la cara de Dios (Mt 5, 8)

¿Debería de llamar nuestra atención que tanto las sagradas escrituras, como el catecismo y documentos de la iglesia nos reiteran que el matrimonio tiene un propósito central de santificación, de mutua entrega en el amor conyugal, de procreación, y que sus actos deben ser inclinados a ellos?

Pero como jóvenes adultos queremos las cosas Black & White (blanco & negro) como dicen los Americanos. Entonces veamos, bajo la dimensión del amor de Cristo, que nos amo hasta el extremo. Amor que pide ser amado por nosotros y que tendrá consecuencia de vida en plenitud, de vida eterna.

Tratemos pues de ser honestos y discernir sin prejuicios y con verdadera actitud cristiana las más frecuentes preguntas, que dejo a discreción:

•  Si la persona que amo, no esta en disposición de entregarse en el amor conyugal (INTIMIDAD) y este momento es para vivirlo entre dos : Por que no esperar? Por que hacer que El o Ella me provoque la sensación (placer), algo que esta destinado para mutuo disfrute? Podría concientemente caer en Onanismo? ( Gn 38, 8-10). Por esto la importancia de vivir un noviazgo casto, donde yo y ella estemos entrenado a vivir por amor a Dios, por sus exigencias evangélicas la abstinencia hasta el matrimonio. Sino fue así, discernir bajo la luz de la Sagradas Escrituras , enseñanzas de la iglesia y vida de los santos, como vivir en este nuevo estado de vida, conforme a la voluntad y agrado de aquel, que me ama como Padre y creador.

•  Como el propósito del amor conyugal (INTIMIDAD) es generar vida, de ser fecundos : Seria natural el amor conyugal, practicado en órganos que no son de reproducción? Que intención tengo al provocarlo? Seria realmente un uso malicioso de mi sexualidad? Podría concientemente caer en Onanismo? ( Gn 38, 8-10). Estaría bien que yo lo utilice la intimidad para coaccionar a mi pareja y buscar un fin material? Estaría bien que tenga la intimidad como lo más importante y lo que más me llena de mi matrimonio? Aun cuando los dos están en común acuerdo para esta acción, debería de revisarse la intención de esta inquietud si tenemos dudas, ir a las fuentes y donde un director espiritual facultado. Hay personas que utilizan la intimidad para coaccionar o buscar un fin material, y eso no es honesto al plan de Dios. Muchas esposas se quejan de que sus esposos solo piensan en la intimidad, y es que se convirtió en el centro para uno de los dos, perdiendo su propósito original.

•  Si le debo fidelidad matrimonial, no solo de cuerpo sino de mente: Estaría bien que mirara pornografía en la TV ? O en el Internet? Aun peor necesitamos ya nosotros ver pornografía que es ficción, para nuestra intimidad? Nos ayudaría esto a nuestro camino cristiano? El matrimonio es para toda la vida! desafortunadamente no es así hoy en día. Es alarmante la cantidad de personas despedidas de sus trabajos por mirar pornografía. Lo que es peor es alarmante la cantidad de esposas con las quejas que sus esposos prefieren mirar pornografía en las noches que compartir con ellas, causa de gran cantidad de divorcios. A esto hay que agregar las enfermedades síquicas provocadas gradualmente, por este tipo de conducta.

•  Si el propósito de la unión conyugal es la extensión de la familia, su educación y crecimiento espiritual: Por que no empezar a educar mis hijos para que vivan la abstinencia hasta el matrimonio? Por que no educar a mis hijos a la virtud de la virginidad? Por que no hablarles claramente de hacer un buen noviazgo? Por que no enseñarles que no es cierto que haya ventajas en las relaciones prematrimoniales? Mucho quizás por comodidad, ignorancia o por caer en relativismo social de que tanto habla nuestro Papa Benedicto XVI, no tomamos en serio todos los riesgo en que hoy estamos nosotros y nuestros hijos. Es alarmante la cantidad de matrimonios fallidos, por que ya se perdió el valor del matrimonio. Muchas mujeres criando sus hijos solas. Es alarmante la cantidad de jóvenes enfermos, por que no se les habla la verdad de llamado sexo seguro (QUE NO ES SEGURO), sino miren la realidad de las enfermedades las estadísticas del departamento de salud de los Estados Unidos, sobre el SIDA, hepatitis B y C, Papiloma humano, Sífilis, Gonorrea, etc. Y aunque usted no lo crea, ya la Sociedad Mundial de Psicolologia reconoció y advirtió que es una enfermedad síquica, la tendencia a la adicción al sexo y sus desordenes, con consecuencias físicas y sociales no deseables.


•  Si tienes mas dudas en el tema, te recomiendo el libro "Teologia del Cuerpo" por S.S. Juan Pablo II.

•  Comentarios al autor: Victor R. Evins escriba a: [email protected]

Como Maria & José, para Jesús toda el alma, todo el ser.


Autor: Victor R. Evins, Serv. DIR.
Castos Por Amor
Movimiento Apostólico | Arquidiócesis de Miami
Una invitación a entregar tu vida integral a Jesús,
No como mandato, sino; como ofrenda de amor!
786.488.4072 | [email protected]
www.castosporamor.org | www.soloparajovenes.org
Muy pronto escúchenos en nuestro programa radial
"Creciendo en el amor" por: Radio Católica Mundial EWTN
www.ewtn.org | www.ewtn.com/spanish/radio.asp

Comentarios