Cargando...

El padre bueno y el buen padre

Padres buenos hay muchos, buenos padres hay pocos. No creo que haya cosa más difícil que ser un buen padre. En cambio no es difícil ser un padre bueno. Un corazón blando basta para ser un padre bueno; en cambio la voluntad más fuerte y la cabeza más clara son todavía poco para ser un buen padre.

El padre bueno quiere sin pensar, el buen padre piensa para querer. El buen padre dice que sí cuando es sí, y no cuando es no; el padre bueno sólo sabe decir que sí. El padre bueno hace del niño un pequeño dios que acaba en un pequeño demonio. El buen padre no hace ídolos; vive la presencia del único Dios.

El buen padre echa a volar la fantasía de su hijo dejándole crear un aeroplano con dos maderas viejas. El padre bueno amanteca la voluntad de su hijo ahorrándole esfuerzos y responsabilidades.

El buen padre templa el carácter del hijo llevándolo por el camino del deber y del trabajo. Y así, el padre bueno llega a la vejez decepcionado y tardíamente arrepentido, mientras el buen padre crece en años respetado, querido, y a la larga, comprendido.

Las más populares

Videos Youtube

Niña de 6 años batalla por ganarle al cáncer
Niña de 6 años batalla por ganarle al cáncer
¿Puede una ruta turística ser también una experiencia de fe?
Fiesta de la Divina Misericordia
Un clamor por los cristianos perseguidos en Irak
#GraciasJesús 3
David Cameron felicita la Pascua Cristiana a los británicos.
Hermanos Lumière - Semana Santa de Sevilla, 1898
¿Dos Franciscos en el Vaticano? Sepa cómo fue el encuentro
Clap your hands, baby announcement.
Conozca a Francisca, la kombi misionera
LA ESPINA DE DIOS (Trailer Oficial en HD 1080p)
7 Mentiras de 7 Dia
"Marea roja" por la vida y contra el aborto frente a La Moneda en Chile
Cardenal Cipriani y la Marcha por la Vida 2015 en Lima

Católico al día

Suscríbase al podcastPunto de Vista

La autonomía laical

Punto de Vista
Fecha

Suscríbase al podcastEvangelio del día

Juan 6,22-29

Evangelio
Fecha
20/04/15
17/04/15
16/04/15

Suscríbase al podcastHomilía del día

Juan 6,22-29

Homilía
Fecha
20/04/15
17/04/15
16/04/15