3 de agosto de 2020 - 4:52 PM

Visten a la Virgen María con símbolo de la salud para pedirle su protección ante COVID-19

Redacción ACI Prensa

Imagen de "La Negrita" con su nuevo vestido. Crédito: Basílica Nuestra Señora de los Ángeles - Facebook
Imagen de "La Negrita" con su nuevo vestido. Crédito: Basílica Nuestra Señora de los Ángeles - Facebook

La imagen de la Virgen de los Ángeles, patrona de Costa Rica, fue vestida este año con un traje que lleva bordado el símbolo mundial de la salud y una súplica para que proteja a esta nación durante la emergencia sanitaria por el coronavirus COVID-19.

El 2 de agosto se celebraron los 385 años del hallazgo de la Sagrada Imagen de Nuestra Señora de los Ángeles en Costa Rica. Si bien este año no se realizó una gran fiesta pública en honor a la “Negrita”, como la llaman afectuosamente los costarricenses, el 1 de agosto se celebró la Misa a puerta cerrada y la tradicional elección de su nuevo vestido.

La Santa Misa, realizada en la Basílica de Nuestra Señora de los Ángeles, inició con una procesión al interior del templo presidida por el Obispo de la Diócesis de Cártago (Costa Rica), Mons. Mario Enrique Quirós Quirós, acompañado por otros sacerdotes. Entre los asistentes estuvieron el coro, algunos fieles y miembros de la prensa que usaron mascarillas y siguieron los protocolos de bioseguridad, señaló la prensa local.

En su homilía, Mons. Quirós destacó la actitud de oración de la Virgen María, mujer llena de esperanza y que sabe escuchar, y alentó a los fieles a seguir su ejemplo, especialmente, en estos tiempos de incertidumbre para el mundo.

Además, el Prelado llamó a la sociedad costarricense a ser responsable para asumir las medidas sanitarias y pidió a Dios sabiduría, luz y entendimiento para los científicos que buscan una vacuna y tratamientos frente al COVID-19 y para que al descubrirse, estén al alcance de todas las personas.

“Ahora es el momento de sumarnos en la responsabilidad, en el cuidado personal y comunitario y de seguir emprendiendo nuestras luchas, trabajos, esfuerzos, donde todos saldremos ganando”, dijo el Prelado, según el medio nacional.

Al final de la Eucaristía, se realizó la tradicional elección del nuevo vestido de “La Negrita”, que inició con la bendición de Mons. Quirós con agua bendita  los vestidos que enviaron los fieles. Luego, los sacerdotes fueron poniéndole a la imagen cada uno de los vestidos enviados, cuyos diseños tenían en común el color blanco, encajes en los bordes y motivos patrios.

El vestido elegido, recibido con aplausos del público, fue uno de color blanco con encaje en los bordes, que en la parte frontal tiene bordados el símbolo de la salud, flanqueado por dos banderas de Costa Rica. También lleva bordada en la parte posterior una leyenda con la frase: “Reina de los Ángeles, ruega por nosotros”.

Se eligió esta prenda como expresión de fe y ruego a la Virgen María para que guíe al personal de salud que afronta la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus, señaló la prensa local. Luego de vestir la imagen, la volvieron a colocar en el altar hecho de oro y decorado con cientos de rosas y flores.

Al finalizar, Mons. Quirós pidió a Dios la protección de los médicos y de todos los trabajadores de salud que están luchando en primera línea contra el COVID-19, y también por todas las personas que exponen sus vidas y salud todos los días.

Para la fiesta mariana del año 2019 La Negrita llevó un traje con motivos provida y las frases “sí a la vida” y “defendamos la vida”.

Historia de la imagen

La tradición cuenta que el 2 de agosto de 1635, fecha en que se celebra a Nuestra Señora de los Ángeles, una mujer salió a recoger leña seca en el monte y vio sobre una peña una imagen de la Virgen María con el Niño Jesús en los brazos, que tomó y escondió en su casa.

Al día siguiente, la mujer regresó al monte y se dio con la sorpresa de que la imagen estaba en la misma peña, por ello, volvió a guardarla; sin embargo, volvió a pasar lo mismo dos veces más. Así que le contó el suceso a un sacerdote, que pidió guardar la imagen en su casa y pudo comprobar que la imagen siempre regresaba a la misma peña.

Por ello, se decidió trasladar la imagen a la parroquia del pueblo, pero a los pocos días la imagen desapareció y regresó a la misma peña. Los habitantes comprendieron que el deseo de la Virgen era que se construya un templo allí y así lo hicieron. El 25 de abril de 1926, la imagen fue coronada solemnemente.

Etiquetas: Costa Rica, Salud, Iglesia en Costa Rica, Santuario mariano, imagen mariana, patrona, Basílica Nuestra Señora de los Ángeles, Virgen de los Ángeles, coronavirus, pandemia

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios