9 de marzo de 2021 - 1:40 PM

Vicario del Papa celebra Misa en Monasterio fundado por Santa Francisca Romana

POR MERCEDES DE LA TORRE | ACI Prensa

Card. Angelo De Donatis en la Misa por Santa Francisca Romana. Foto: Diócesis de Roma
Card. Angelo De Donatis en la Misa por Santa Francisca Romana. Foto: Diócesis de Roma

El Vicario del Papa para la Diócesis de Roma, Cardenal Angelo De Donatis, celebró este 9 de marzo una Misa en el Monasterio fundado por Santa Francisca Romana, copatrona de Roma.

En su homilía, el Cardenal De Donatis destacó que el testimonio de santidad de Santa Francisca Romana “permanece aún vivo porque la caridad no tendrá nunca fin”.

“Francisca, mujer fuerte, ha hecho del encuentro con Dios y con los pobres su estilo de vida. Su casa estaba abierta a los pobres sin posponer la caridad al día de mañana”, advirtió el Vicario del Santo Padre para la Diócesis de Roma.

Cada 9 de marzo, la Iglesia celebra la fiesta de Santa Francisca Romana, viuda y posteriormente religiosa.

Santa Francisca nació en Roma el año 1384. Cuando tenía 12 años experimentó las primeras inquietudes vocacionales y el deseo de hacerse monja. Sin embargo, sus padres la casaron. Ella, en consciencia y asistida por su gran fe, no solo aceptó aquel matrimonio, sino que formó un hogar hermoso y santo, al que Dios bendijo con tres niños varones.

A causa de la peste negra que asolaba Europa, terminó perdiendo a dos de sus pequeños. Esa tragedia la sensibilizó mucho frente a la realidad de los que viven en pobreza, por lo que repartió sus bienes entre ellos y empezó a atender con bondad y paciencia a los enfermos.

Años después, su marido, que formaba parte del ejército del Papa, fue herido en combate. Entonces Francisca le dedicó todo el tiempo que pudo, lo acompañó en su agonía y permaneció a su lado hasta que murió.

Francisca, junto con un grupo de compañeras, hizo su consagración (Oblación) a Dios el 15 de agosto de 1425, día de la Asunción de la Virgen María; de manera que pasó a formar parte de la cofradía de oblatas benedictinas, bajo la dirección de los monjes olivetanos.

En 1433 Francisca fundó el Monasterio de Tor de'Specchi al que se mudó junto a las oblatas que deseaban tener una vida en común y fortalecer su servicio a los demás.

El Papa Eugenio IV aprobó la iniciativa y el grupo de mujeres se convirtió en la única congregación religiosa de oblatas con votos privados y vida en común, hasta el día de hoy.

Santa Francisca Romana murió el 9 de marzo de 1440 y fue canonizada el 9 de mayo de 1608 por el Papa Paulo V.

Etiquetas: Diócesis de Roma, Iglesia en Italia, Cardenal De Donatis, Santa Francisca Romana

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios