25 de marzo de 2010 11:05

Santa Sede ante la ONU: Proteger libertad religiosa es defender DDHH

Redacción ACI Prensa

Mons. Silvano Tomasi
Mons. Silvano Tomasi

El Observador Permanente de la Santa Sede ante la ONU en Ginebra, Arzobispo Silvano Tomasi, en su intervención en la 13° sesión del consejo de Derechos Humanos sobre racismo, xenofobia y cualquier forma de intolerancia, explicó que proteger la libertad religiosa de los derechos humanos constituye una parte fundamental en la promoción de los derechos humanos.,

En su intervención de esta semana, el Prelado se refirió a "las constantes situaciones que ridiculizan a la religión, sus personalidades y símbolos, así como la generalizada percepción negativa de la Iglesia en el ámbito público dañan la paz coexistente y hieren los sentimientos de bastantes segmentos de la familia humana".

Seguidamente indicó que la protección de la libertad religiosa es parte de los Derechos Humanos ya que "los valores religiosos ayudan a orientar a las personas a los que es cierto y real"

Mons. Tomasi comentó que "como los sistemas religiosos son tan distintos y en algunos casos contradictorios, el respeto deberá naces desde una fundación universal que es la persona humana".

Por eso, siguió el Prelado, "la legislación pertinente para la protección religiosa deberá estar orientada a lograr el bien común basada en valores, reglas y principios de la naturaleza humana y que no esté reflejada en una religión específica."

El Arzobispo continuó afirmando que "el estado no puede hacer el papel de árbitro en un conflicto religioso, decidiendo por sobre doctrinas religiosas: sería la negación de la libertad religiosa".

El prelado aseguró que "un buen camino para la paz coexistencial es la mejor actitud entre las religiones y culturas; esto puede lograrse mediante un mejorado diálogo entre las diferentes creencias, la sincera promoción del derecho a la libertad religiosa en todos sus aspectos, y la franca y abierta discusión entre los representantes de los distintos sistemas religiosos".

Para concluir, Mons. Tomasi llamó a todos los miembros de la ONU a transformar los desafortunados incidentes de intolerancia religiosa, en una oportunidad para un nuevo compromiso al diálogo y reafirmar el derecho y valor de pertenecer a una comunidad de fe.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios