25 de enero de 2019 6:06 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 25 de enero de 2019 6:13 pm

Represa colapsa y deja cientos de desaparecidos: Iglesia lanza campaña solidaria en Brasil

Redacción ACI Prensa

Vista aérea de la zona afectada por el colapso de la represa de relaves mineros en Minas Gerais (Brasil). Foto: Corpo de Bomberos - difusión
Vista aérea de la zona afectada por el colapso de la represa de relaves mineros en Minas Gerais (Brasil). Foto: Corpo de Bomberos - difusión

La Arquidiócesis de Belo Horizonte en el estado brasileño de Minas Gerais lanzó una gran campaña de solidaridad luego que una represa de relaves mineros colapsara este viernes 25 de enero en la localidad de Brumadinho, dejando al menos 200 desaparecidos.

“Al comenzar esta tarde ocurrió la ruptura de la represa I de la Mina Feijão, en Brumadinho (MG)”, señala una nota de la minera Vale.

Por la gravedad de los hechos, los bomberos sobrevuelan la zona con helicópteros buscando a los desaparecidos.

“La prioridad máxima de la empresa en este momento es apoyar en los rescates para ayudar a preservar y proteger la vida de los empleados, propios y de terceros, y de las comunidades locales”, indicó la minera.

Por medio de las redes sociales, las prefecturas de Brumadinho, Mario Campos, Juatuba, São Joaquim de Bicas, Igarapé y Betim alertaron a su población para que se alejan de la zona del desastre.

En su cuenta de Twitter, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, lamentó lo ocurrido e informó que los ministros de medio ambiente, desarrollo regional, energía y minas, y el secretario nacional de defensa civil para la región ya se movilizan hasta el lugar de los hechos. “Vamos a tomar todas las medidas posibles ante los daños en la región”, dijo luego el mandatario en una declaración.

Ante la emergencia, la Arquidiócesis de Belo Horizonte lanzó la campaña solidaria #JuntosPorBrumadinho para “reunir ropa, alimentos y agua, para los afectados por el colapso de la represa”.

En su página de Facebook, el Arzobispo de Belo Horizonte, Mons. Walmor Oliveira de Azevedo, afirmó que “nuestras comunidades de fe, especialmente las que sirven en el Valle de Paraopeba, están juntas, para llevar ayuda a todos los que sufren ante tan lamentable tragedia”.

“Los daños humanos y socio-ambientales son irreparables y dejan una urgencia muy evidente. Es preciso volver a pensar modelos de desarrollo que consideren el respeto a la naturaleza y los parámetros de sustentabilidad”, escribió el Prelado.

Mons. Oliveira pidió a todos rezar “por las víctimas de esta tragedia, unidos al corazón de cada persona y de todas las familias que sufren. Renovamos, una vez más, nuestro compromiso con la solidaridad”.

“Es urgente minimizar el dolor de los afectados por este desastre ambiental, sin dejar de acompañar de cerca la actuación de las autoridades, buscando a los responsables de este triste y lamentable episodio, llaga abierta en el corazón de Minas Gerais”.

El Arzobispo expresó su deseo que “se haga justicia con lucidez y sin mediocridades que generan pasivos, con sentido humanista y priorizando el bien común, con un incondicional respeto y compromiso por los más pobres”.

La Arquidiócesis de Belo Horizonte indicó que las donaciones para los afectados pueden entregarse en la Rua Além Paraíba, 208 – Lagoinha.

También se puede donar en la cuenta: Agência – 3494-0 / Conta Corrente: 26227-7

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en ACI Digital

Etiquetas: Brasil, Tragedia, represa, Minas Gerais, Brumadinho

Comentarios