13 de noviembre de 2008 - 9:42 AM

Religiones son mensajeras de paz y reconciliación, precisa Presidente de Pontificio Consejo

Redacción ACI Prensa

Cardenal Jean-Louis Tauran, Presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso
Cardenal Jean-Louis Tauran, Presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso

El Cardenal Jean-Louis Tauran, Presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, destacó en su discurso ante la 63º sesión de la Asamblea General de la ONU, en Nueva York, que "las religiones, a pesar de las debilidades y contradicciones de sus miembros, son mensajeras de reconciliación y de paz".

En su intervención de ayer sobre el tema "Cultura de la paz", el Purpurado subrayó que la ONU "por su naturaleza y su misión, debería ser una escuela de paz. Aquí se debería aprender a pensar y a actuar siempre teniendo en cuenta las aspiraciones y los intereses legítimos de todos". Los países miembros, continuó, "deben esforzarse por superar la simple lógica de las relaciones de fuerza y emplazarla por la fuerza del derecho y la sabiduría de los pueblos, convirtiéndose así en 'artesanos de paz'".

Por ello, precisó, "en esta tarea exigente, los creyentes y sus comunidades ocupan su lugar y tienen un papel que jugar. Las religiones, a pesar de las debilidades y contradicciones de sus miembros, son mensajeras de reconciliación y de paz".

Tras subrayar que los creyentes deben ser coherentes y creíbles, el Cardenal dijo que estos "no pueden usar la religión para menospreciar la libertad de conciencia, para justificar la violencia, para extender el odio y el fanatismo o para minar la autonomía de lo político y de lo religioso".

"Por otra parte, los creyentes, al participar en el diálogo público en las sociedades en las que son miembros, se sienten llamados a cooperar a la promoción del bien común que descansa sobre un pedestal de valores comunes a todos, creyentes y no creyentes: la sacralidad de la vida, la dignidad de la persona humana, el respeto de la libertad de conciencia y de religión, la práctica de la libertad responsable, la acogida de las opiniones en su diversidad, el uso justo de la razón, el aprecio de la vida democrática, la atención a los recursos naturales, por citar unos algunos", prosiguió.

Al finalizar su intervención, el Cardenal Tauran resaltó que "¡nosotros, todos juntos, sin renunciar a nuestros rasgos culturales y religiosos, podemos trazar la vía de un mundo más seguro y más solidario! ¡No nos quedemos en la simple tolerancia y en los compromisos vagos! ¡Hagamos de la fraternidad una realidad más que un ideal!".

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios