18 de junio de 2021 - 6:15 AM

Pandemia de coronavirus empeoró la situación de muchos cristianos, señala informe

POR MIGUEL PÉREZ PICHEL | ACI Prensa

El Obispo de Maiduguri, Nigeria, Mons. Oliver Dashe Doeme, bendice un proyecto de AIN. Foto: AIN
El Obispo de Maiduguri, Nigeria, Mons. Oliver Dashe Doeme, bendice un proyecto de AIN. Foto: AIN

La pandemia de coronavirus ha empeorado “dramáticamente las condiciones de los cristianos en muchas regiones del mundo”. Así se señala en el informe anual de Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), correspondiente al año 2020, que se ha presentado este viernes 18 de junio en Italia.

En el informe se especifica que muchos cristianos, “de la noche a la mañana, se han visto sin trabajo, sin salario y sin comida”. Además, muchos sacerdotes y religiosos se han visto en dificultades para cubrir sus gastos básicos.

Para paliar las consecuencias económicas de la crisis sanitaria global, Ayuda a la Iglesia Necesitada ha impulsado proyectos por valor de casi 123 millones de euros para los cristianos en dificultades.

Las dificultades de los cristianos no han pasado desapercibidas. Precisamente, en el informe de AIN se refleja un aumento del 15,4% de donativos respecto a 2019. En concreto, AIN Italia, ha recibido 5.292.153 euros en donaciones, lo que supone un 20% más respecto al año anterior.

“La crisis económica-social provocada por la difusión del COVID-19 nos ha hecho temer una caída de las donaciones, que nos habría impedido realizar muchos proyectos importantes. Tales temores se han disipado ante la persistente caridad de nuestros benefactores. Esta gran generosidad nos hace sentirnos profundamente agradecidos”, afirmó Alessandro Monteduro, director AIN Italia.

En el informe se detalla que de las donaciones recibidas, AIN ha empleado 102,1 millones de euros para financiar los diferentes proyectos y actividades. Sin embargo, debido a los retrasos causados por las restricciones de coronavirus, otros 20,6 millones de euros se gastarán antes del fin de junio de 2021, por lo que se verán reflejados en el siguiente Informe Anual.

Se han financiado en el ejercicio de 2020 un total de 4.758 proyectos en 138 países diferentes. De esos proyectos, 401 eran proyectos relacionados con la lucha contra la pandemia de coronavirus, por un valor total de 6,2 millones de euros.

Alrededor de un tercio de los fondos totales para ayuda, un 32,6%, se han destinado al continente africano.

En ese sentido, Thomas Heine-Geldern, presidente ejecutivo de AIN Internacional, señaló que “estamos muy preocupados, en particular por los países de la región del Sahel, donde se ha producido una explosión del terrorismo”.

“La pandemia ha complicado todavía más la situación de los refugiados y desplazados. En muchos casos, la Iglesia es la única institución que todavía permanece para ayudar a la gente”, subrayó.

Asimismo, los países de Oriente Medio, especialmente Siria e Irak, han recibido en 2020 el 14,2% de los fondos. Hein-Geldern explicó que los proyectos de Oriente Medio se han visto muy perjudicados por las restricciones impuestas por la pandemia.

En una región especialmente afectada por la guerra, con muchas ciudades y pueblos destruidos por las bombas, los proyectos de reconstrucción son prioritarios. Sin embargo, muchos de estos proyectos “se han parado porque simplemente era imposible proporcionar los necesarios materiales de construcción”, explicó el presidente ejecutivo de AIN Internacional.

El Informe se detiene en explicar los proyectos realizados en Líbano, país que acoge a la mayor comunidad cristiana de Oriente Medio, duramente golpeado por la explosión del 4 de agosto de 2020 en el puerto de Beirut.

AIN ha proporcionado alimentos y ha impulsado proyectos de reconstrucción del barrio cristiano de Beirut, donde se concentraron muchos de los daños causados por la explosión. AIN ha financiado la reparación de iglesias y casas religiosas dañadas, para lo cual ha destinado 4 millones de euros.

Otra región prioritaria para los proyectos de AIN en 2020 ha sido Asia, que ha recibido un 18% de las ayudas. El país donde más proyectos se han realizado ha sido India, donde se han dedicado 5,4 millones de euros.

También Pakistán ha sido destino de fondos para proporcionar bienes de primera necesidad a los cristianos que han perdido sus medios de subsistencia debido a la pandemia de coronavirus.

En total, en todo el mundo, han sido los proyectos de construcción los que más fondos han recibido: 744 iglesias, casas parroquiales, conventos, seminarios y centros comunitarios han sido construidos, reconstruidos o reparados al haber sido dañados por la guerra y el terrorismo.

De esos proyectos destaca la reconstrucción de la catedral maronita de San Elías, en la ciudad siria de Alepo, destruida en los combates en la ciudad entre 2012 y 2016.

Además, AIN ha dedicado 1,7 millones de euros al sostenimiento de sacerdotes en comunidades con dificultades y a seminaristas sin recursos para poder finalizar sus estudios. En concreto, 14 mil seminaristas han recibido ayudas de AIN.

También se ha ayudado a la formación y apostolado de 18.000 religiosas, y ha proporcionado recursos materiales para ayudar a la evangelización en regiones de difícil acceso. En ese sentido, AIN ha financiado la adquisición de 783 bicicletas, 280 coches, 166 motocicletas, 11 barcas, dos autobuses y un camión.

Etiquetas: Vaticano, Italia, Roma, Ayuda a la Iglesia Necesitada, Coronavirus, Covid-19

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios