18 de junio de 2020 3:32 pm

Obispos de EEUU saludan fallo de la Corte Suprema a favor de DACA

Redacción ACI Prensa

Foto referencial. Crédito: Flickr Molly Adams (CC BY 2.0)
Foto referencial. Crédito: Flickr Molly Adams (CC BY 2.0)

Los obispos de Estados Unidos saludaron el fallo que la Corte Suprema emitió este jueves 18 de junio y que impide que la administración Trump concluya el programa DACA, que favorece a cientos de miles de inmigrantes hispanos, y que el gobierno buscaba derogar desde 2017.

Con esta decisión, el Gobierno de Donald Trump no podrá dar por terminado el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) que favorece a los dreamers (soñadores) como se conoce a los niños y jóvenes que reciben protección bajo el mismo.

“Primero, para los jóvenes de DACA, con esta decisión de hoy y en el futuro, nosotros seguiremos acompañándolos a ustedes y a sus familias. Ustedes son una parte vital de nuestra Iglesia y nuestra comunidad de fe. Estamos con ustedes”, señala una declaración de Mons. José Gomez, presidente del Episcopado estadounidense y Arzobispo de Los Ángeles; y de Mons. Mario E. Dorsonville, presidente del comité de migración del Episcopado.

En una opinión mayoritaria firmada por el juez John Roberts, a la que se sumaron los jueces Ruth Bader Ginsburg, Stephen Breyer y Elena Kagan, se señala que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés) no logró alcanzar el procedimiento administrativo estándar para dar una “explicación razonable” que justifique el fin del programa DACA.

Roberts y la jueza Sonia Sotomayor se sumaron a la misma opinión excepto por la parte IV. El juez Clarence Thomas concurrió con el fallo en parte y disintió también en parte, una opinión a la que se sumaron los jueces Samuel Alito y Neil Gorsuch.

Los jueces Alito y Brett Kavanaugh escribieron opiniones separadas concurriendo en parte y disintiendo en parte de la opinión de la mayoría.

El DHS “no consideró” el impacto que el fallo tendría en los beneficiarios del DACA, indicó la Corte, que reenvió el asunto a esa entidad precisando que el programa podría darse por terminado pero, de ser así, debería hacerse de modo adecuado.

En su pronunciamiento, Mons. Gomez y Mons. Dorsonville se dirigieron al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para que “seriamente reconsidere el final de DACA. Las comunidades de inmigrantes están realmente sufriendo ahora en medio de COVID-19 y avanzar con esta acción innecesariamente coloca a muchas familias en mayor ansiedad y caos”.

“En tiempos de incertidumbre, recordemos las enseñanzas del Evangelio que nos animan a ser abiertos y receptivos a los necesitados: ‘Si alguien que tiene medios mundanos ve a un hermano necesitado y rechaza su compasión, ¿cómo puede permanecer el amor de Dios en él?’ (1 Juan 3:17)”, indicaron los obispos.

“En este momento, debemos mostrar compasión y misericordia por los vulnerables”, resaltaron.

Cuando este caso comenzó en la Corte Suprema en noviembre de 2019, el presidente del comité de migración de la USCCB en ese momento, Mons. Joe Vasquez, dijo a CNA –agencia en inglés del Grupo ACI– que los obispos alentaban al Congreso a generar una solución legislativa, al tiempo que no querían que se acabara el programa DACA del que dependen 256 mil niños.

Mons. Gomez y Mons. Dorsonville alentaron en su comunicado de hoy a los “senadores de Estados Unidos a que aprueben de inmediato una legislación que brinde un camino a la ciudadanía para los soñadores (dreamers). Una protección legislativa permanente que supere el partidismo y ponga la dignidad humana y el futuro de los dreamers en primer lugar es requerida desde hace mucho tiempo”.

Creado el 15 de junio de 2012 por Barack Obama a través de una acción ejecutiva, el programa DACA resolvió temporalmente la situación de unos 2,5 millones de jóvenes indocumentados que habían ingresado a Estados Unidos antes de cumplir 16 años, los dreamers.

El programa detuvo las deportaciones y otorgó una autorización de empleo (EAD) renovable cada dos años, documento que, además, permitía obtener la licencia de conducir y un número de seguridad social.

Sin embargo, no todos pudieron acceder al beneficio. Solo 1,2 millones calificaron de acuerdo con los requisitos, y de ellos poco más de 800 000 solicitaron la protección.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

Etiquetas: Estados Unidos, Mons. José Gómez, inmigrantes, Hispanos, DACA, Dreamers, mexicanos

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios