El Obispo Auxiliar de Potosí, Mons. Ricardo Centellas, aseguró que sin el desinteresado servicio de las religiosas de diferentes congregaciones, la labor pastoral en esta diócesis de Bolivia "sería sencillamente inviable".

"Dada la cruda realidad que se vive en Potosí, lo que más necesitamos son religiosos, religiosas y laicos comprometidos que den esperanza y dinamismo a todos los habitantes, porque hasta el momento sólo contamos con 48 sacerdotes para la pastoral", agregó el Prelado en una reciente visita a la sede internacional de la asociación Ayuda a la Iglesia que Sufre (AIS).

Por su parte, el jefe de la Sección Iberoamérica I de AIS, Xavier Legorreta, ofreció al Obispo de Potosí el apoyo de esta fundación, principalmente para la formación de sacerdotes, seminaristas y religiosos, y la construcción de edificios eclesiales.

La Diócesis de Potosí abarca unos 120 mil kilómetros cuadrados y cuenta con casi un millón de habitantes, que viven en condiciones de vida extremadamente difíciles.

  • Tags: