5 de diciembre de 2013 1:29 am

Obispo Auxiliar electo de Córdoba pide “conversión cultural” tras saqueos

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Mons. Pedro Javier Torres. Foto: La Voz
Mons. Pedro Javier Torres. Foto: La Voz

El Obispo Auxiliar electo de Córdoba (Argentina), Mons. Pedro Javier Torres, lamentó los actos vandálicos sucedidos recientemente en la provincia y afirmó que acompaña “con profundo dolor y tristeza” a las víctimas y exhortó a reflexionar desde lo ocurrido para motivar una “conversión cultural” a través del diálogo y la educación.

El sacerdote, elegido el pasado 16 de noviembre por el Papa Francisco para acompañar la conducción pastoral de la arquidiócesis, compartió en una entrevista a Radio María su parecer ante el clima de agitación social que produjeron los saqueos registrados en la provincia con motivo del acuartelamiento de la policía en reclamo de mejoras salariales.

Mons. Torres pasó la noche en vigilia, manteniendo comunicaciones con los integrantes del Comité Interreligioso por la Paz (Comipaz) y mediando en el conflicto. Este mediodía, al conocerse el acuerdo entre las fuerzas policiales y las autoridades, el gobernador José Manuel De la Sota agradeció su trabajo de mediación.

“Acompaño con profundo dolor y tristeza a las víctimas de todos estos acontecimientos de robo y violencia, y me animo a decir que esto nos tendría que llamar a una reflexión posterior sobre qué cultura y sociedad hemos generado en estos años”, expresó el actual párroco de Nuestra Señora del Valle, en el barrio Belgrano.

El Padre Torres, que será consagrado Obispo el próximo 27 de diciembre, pidió a los cordobeses trabajar por una “conversión cultural” de la sociedad.

“Así como, eclesialmente, hablamos de una necesaria conversión pastoral, creemos que la sociedad necesita urgente una conversión cultural, hacia la cultura del trabajo, de la responsabilidad y de la sensatez”, dijo.

“Hacemos un llamado a la paz. Estar en nuestras cosas hoy es una oportunidad para rezar por la ciudad y por la patria. También es un llamado a las autoridades de la provincia a efectivizar los caminos de diálogo y proponer soluciones a los conflictos”.

Mons. Torres reconoció el “justo reclamo” de los policías, aunque advirtió que el fin no justifica los medios, y pidió establecer mecanismos para que los servicios públicos no queden abandonados.

“Aprovechemos la jornada para reflexionar y mirar hacia el futuro con esperanza y con paz, viendo la necesidad de una recuperación social y ética para construir un futuro de hermanos”, concluyó.

Etiquetas: Argentina, violencia, Obispos de Argentina, Iglesia en Argentina

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios