El Obispo de Santiago del Estero, Mons. Francisco Polti, llamó a los laicos a "actuar sin demora" y ambigüedades "antes las amenazas y peligros" que se ciernen sobre las familias, el derecho a la vida, y el derecho de los padres a educar a sus hijos.

El Prelado hizo estas afirmaciones durante la inauguración del 1º Encuentro Diocesano de Laicos, cuyo lema es "Sigamos caminando en comunión hacia el Bicentenario".

Mons. Polti advirtió que las familias, "células básicas de la sociedad e iglesias domésticas", muchas veces "quedan sin defensa ante legislaciones contrarias que desvirtúan sus ideales, incluso su concepto y el del matrimonio. El desafío es grande. Consiste en anunciar que la vida familiar es un camino seguro de santidad".

"La defensa de los derechos humanos fundamentales debe ser preocupación de todos los ciudadanos", afirmó el Prelado. Recordó que el primero de ellos es "el derecho a la vida, que debe ser protegido desde la concepción hasta la muerte natural".

Asimismo, reiteró que los obispos argentinos piden a los laicos comprometerse "a sostener los principios de una educación integral del hombre, abierta a la trascendencia, ‘donde se pueda conocer y amar más a Dios’, una educación de los valores morales y sobre el amor humano". Insistió en la importancia que tienen los padres en la formación de las nuevas generaciones.

Tras señalar que "como cristianos no debemos permanecer al margen", Mons. Polti confió a Nuestra Señora de la Consolación de Sumampa los frutos del evento. "Que en nosotros crezcan los deseos de ser cada día mejores discípulos de Jesús, abiertos al diálogo y constructores de comunión; auténticos misioneros del Evangelio, comprometidos con la defensa de la vida, la familia y el bien común", expresó.

Más en Vaticano

  • Tags: