12 de enero de 2008 - 8:01 PM

Molestias por largas filas pueden ofrecerse a Dios, afirma Director de Seguridad del Vaticano

Redacción ACI Prensa

Molestias por largas filas pueden ofrecerse a Dios, afirma Director de Seguridad del Vaticano

El Director del Inspectorado de la Policía del Estado Vaticano, Vincenzo Caso, explicó que las molestias que los peregrinos sufren por las largas filas antes de ingresar a la Basílica de San Pedro, constituyen "un sacrificio más que ofrecer al Señor. Creo que deben estar contentos al saber que este control fastidioso les permite entrar a la Basílica con toda serenidad".

En entrevista concedida a Mario Ponzi de L'Osservarore Romano, Caso indicó que tras pasar estos controles, los peregrinos pueden "concentrarse en las bellezas contenidas" en la Basílica vaticana "y en su oración. Así entonces hay alguien que vela por ellos, al menos en cuanto a su seguridad. Y para dejar claro todo este asunto de la vigilancia, le digo que conmigo mucha gente se lamenta por tantos controles pero después están contentos porque eso quiere decir que el servicio que realizamos está bien hecho".

Tras "lamentar sinceramente" hacer que las personas pasen por este proceso, Caso precisa que todos deben entender, por ejemplo que "un ataque terrorista se combate solo con la prevención. La eventual acción de un terrorista se vuelve evidente solo en el momento en el que éste se realiza, y la mayor de las veces cuando es evidente es muy tarde para contrarrestarlo".

Seguidamente, Vincenzo Caso afirma que su principal tarea no es ésta sino una distinta: "proporcionar la seguridad personal del Papa cuando sale del Vaticano. En segunda instancia está luego la seguridad de la Ciudad del Vaticano. Y esto comporta un esfuerzo de 24 horas, como se dice en jerga para definir una misión que se desarrolla enteramente en las 24 horas de la jornada diaria".

"Somos doce en 'contacto estrecho'" con el Papa, es decir, "que estamos físicamente muy cerca del Papa, casi en contacto con él. Estamos siempre juntos en cualquier circunstancia. Esto nos otorga una cierta familiaridad en el desarrollo de nuestra misión y sobre todo nos ayuda a construir la necesaria afinidad y sincronía en los movimientos que son fundamentales en estos casos", señala.

Tras comentar que a fin de mes pasará al retiro, Caso aprovecha para expresar todo lo que esta experiencia laboral ha dejado en él "no solo desde el punto de vista humano sino también del cristiano. Llevaré siempre conmigo el recuerdo de las muchas sonrisas sinceras que iluminaron a todas las personas, desde las más humildes hasta las más importantes, mientras realizaba el resguardo, y llevaré la sonrisa abierta y sincera de Benedicto XVI. Con el recuerdo de esta sonrisa quiero concluir mi experiencia".

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios