2 de julio de 2014 8:18 pm

Manos Unidas denuncia la pobreza que viven millones de personas en Brasil

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Imagen referencial. Foto: Valter Campanato Agencia Brasil (CC-BY-3.0-br)
Imagen referencial. Foto: Valter Campanato Agencia Brasil (CC-BY-3.0-br)

A pesar de la celebración del Mundial FIFA Brasil 2014 y de que el país anfitrión es la séptima potencia económica del mundo, alrededor del 18,6% de su población, unos 40 millones de personas, viven en la pobreza. Por eso Manos Unidas denuncia la situación de exclusión, injusticia y pobreza en la que viven millones de brasileños.

En un comunicado, la ONG católica reconoce los avances con conquistas de políticas y programas públicos en la vida de millares de personas que se encontraban en la pobreza extrema en Brasil, pero, según precisa, “no estamos satisfechos con la realidad existente en el país, y comprendemos las manifestaciones populares pacíficas que reivindican, justificadamente, el respeto a los derechos de los más vulnerables y  políticas públicas efectivas que eliminen la miseria y garanticen vida con dignidad para todos”.

Y es que  a pesar de la gran riqueza natural y cultural que posee Brasil, además del potencial económico y de liderazgo en la región, continúa siendo uno de los países más desiguales del mundo.

Según datos de Manos Unidas, el 20% de la población más rica goza de una renta media 21,8 veces mayor que el 20% más pobre; el 10% más rico de la población acaparaba el 44,5% de los ingresos totales del país, mientras que el 10% más pobre sólo obtenía un 1,1% del total.

Por ello reclama cinco aspectos esenciales para mejorar la dignidad de millones de personas en el país entre las que se incluye intensificar la Reforma Agraria abandonada en los últimos años y que el Estado apueste de manera decidida por la agricultura familiar y agroecológica, especialmente en la región semiárida.

También pide reconocer y respetar los derechos de los pueblos indígenas y comunidades tradicionales y defender a la Amazonía ante aquellos proyectos extractivos que buscan solo el interés económico sin tomar en cuenta la conservación del medio ambiente.

Además, Manos Unidas exhortó a superar los programas asistencialistas impulsados por el gobierno brasileño y acometer cambios estructurales que garanticen un futuro de desarrollo autónomo para los más pobres del país. Así como combatir la trata de personas, el comercio sexual y respetar los derechos de las minorías étnicas.

Estas peticiones se basan en un trabajo continuado que Manos Unidas lleva desarrollando en Brasil desde hace más de 25 años, en los que han llevado a cabo y financiado 1.012 proyectos de Cooperación al Desarrollo.

Además han recordado que las obras realizadas para el Mundial de fútbol previstas inicialmente en 800 millones de euros, ya han superado los 2.700 millones, lo que supera la suma de la inversión realizada por Alemania y Sudáfrica en las últimas ediciones.

Desde la Iglesia en Brasil, el país con más católicos del mundo, se han alzado voces de denuncia y crítica por gastar millones en las infraestructuras del mundial en vez de mejorar las condiciones de vida de la población.

Para ello se ha editado y distribuido un folleto en forma de ‘tarjeta roja’ por todas las iglesias y parroquias a través de los cuales, la Conferencia de Obispos de Brasil insta al Gobierno a respetar el derecho de la gente a manifestarse, tras acciones como el desalojo de personas pobres de las cercanías de los estadios, además de haber ignorado las leyes ambientales y entregado el deporte a “las grandes corporaciones”.

Etiquetas: Brasil, Pobreza, Mundial Brasil 2014, Mundial FIFA Brasil 2014

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios